Feria del Libro despabila vida cultural de las montañas espirituanas

Los lugareños de la serranía fomentense transforman sus rutinas para llegarse a las escuelas de El Guineo, Las Cuabas, Jíquima o El Pedrero, algunos de los asentamientos en los que transcurre la fiesta literaria

feria del libro, montañas, fomento, literatura
Varios títulos publicados por la Editorial local Luminaria estarán a disposición de los lectores fomentenses hasta el día 21.

Hasta el mismísimo corazón de la serranía de Fomento, otrora escenario de la guerra de liberación en Cuba, llegan desde este 18 de mayo las propuestas de la Feria del Libro en la montaña, una cita que cada año despabila la vida cultural de estas comunidades.

Acostumbrados como están a desandar sus trillos e ir de un lugar a otro por entre parajes cargados de historia, muchos son los lugareños que por estos días transforman sus rutinas para llegarse a las escuelas de El Guineo, Las Cuabas, Jíquima o El Pedrero, algunos de los asentamientos en los que transcurre la fiesta literaria.

Sin el revuelo y las alharacas que genera en la Isla la Feria Internacional del Libro, al decir de directivo del Centro Provincial del Libro y la Literatura en Sancti Spíritus, estos encuentros en la montaña tienen también el fin de incentivar el hábito de la lectura, pero –sobre todo- pretenden acercar el trabajo de las editoriales y algunos autores a un público que generalmente NO tiene acceso a estas propuestas.

Esto ni soñarlo por estos contornos antes de la Revolución, dijeron a la ACN varios habitantes de El Pedrero, zona olvidada por los gobiernos de turno antes de enero de 1959 que hoy constituye una de las más importantes del Plan Turquino en el centro del país y donde las bibliotecarias desarrollan una labor significativa junto a otras instituciones.

Aquí se podían contar con las manos los que sabían leer, la comida y el dinero escaseaban, así que imagínese si íbamos a pensar en bibliotecas, confesaron.

El Señor López y otras invenciones, de Rigoberto Rodríguez Entenza, El circo invisible, de Ariel Fonseca, y La bruja sin escoba, de Andrei Álvarez, son algunos de los títulos publicados recientemente por la Editorial local Luminaria y que estarán a disposición de los lectores fomentenses hasta el día 21.

Toda luz y toda mía, proyecto espirituano que nació hace pocos años para salvaguardar la décima escrita y hablada, propone para el propio sábado la celebración del Concurso de verso oral improvisado El Clarín de la Montaña, un certamen que ha demostrado su amplio poder de convocatoria al proponer un encuentro con las más auténticas tradiciones campesinas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.