Periódico de Sancti Spíritus

Gracias, hospital

La sección de hoy está dedicada por entero a hacer públicas las gratitudes de lectores cuyos seres queridos fueron atendidos en el Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos.

Juan Leonardo García Martel, profesor de Historia de ganado prestigio en el municipio de Yaguajay, semanas atrás mantuvo en una zozobra a las muchas personas que le quieren dentro y fuera de la provincia. Luego de salir airoso de una complicada intervención quirúrgica, hace llegar, junto a su familia, un reconocimiento especial al equipo de Terapia Intensiva, así como al personal médico, paramédico y de Enfermería de la Sala 2 F, Urología, de la referida institución de salud.

La misiva, suscrita por los integrantes de la familia García Martel y Trujillo, hace alusión a la profesionalidad, el humanismo y el amor puestos de manifiesto por dichos colectivos durante la estancia del profesor en el centro. “Llegamos con muchísima incertidumbre y ellos demostraron sentir los problemas nuestros como propios. Brindaron afecto, comprensión, mostraron interés, preocupación, colaboración y entrega generosa, con absoluto desprendimiento de ciencia, inteligencia y bondad”, reza el texto.

Además del personal aludido en la carta, el profesor Martel agradece también las numerosas muestras de cariño que recibió de sus alumnos y exalumnos, muchos de ellos ya profesionales y algunos, incluso, parte del personal que le devolvió el bienestar.

La otra muestra de reconocimiento al “amor, esfuerzo, dedicación, profesionalismo y gran humanismo de nuestros médicos y personal de apoyo” llega desde la calle Camilo Cienfuegos No. 164, en Taguasco, y fue enviada por Yamilé mederos Capote. “Mi hermana Yamildre, de 43 años, el pasado 8 de junio fue víctima de un lamentable accidente que le produjo una fractura de tibia abierta en su pierna derecha. A su llegada al hospital de Sancti Spíritus, los médicos de guardia de Medicina y Ortopedia le realizaron todos los chequeos correspondientes y más tarde lo trasladaron al salón de operaciones, donde le suturaron e inmovilizaron la pierna”, reseña Yamilé.

A continuación, expone que la atención en la sala especializada fue excelente y destaca, en particular, el empeño del doctor Carlos Rafael Gómez Cabrera, quien determinó operar de nuevo, esta vez para colocarle a la paciente “ocho pasadores externos y una jaula, los cuales han sido una bendición para su tratamiento y recuperación”, acota.

“Una vez más nuestro personal médico pone bien en alto el prestigio de quienes llevan batas blancas dentro del país. De nada vale vestirla o tener un título colgado en la pared si no hay un corazón puro como el del doctor Carlos”, concluye.


Comentarios

Una respuesta to “Gracias, hospital”
  1. Lorenzo dice:

    En ocasiones me pregunto si es que estamos tan mal que tomamos espacios dedicado a la crítica y a ventilar problemas para felicitar a trabajadores que sencillamente realizan su trabajo como debe ser…….no estoy en desacuerdo que sean felicitados, que se le dedique un espacio en un periódico o cualquier medio de comunicación pero ojo este espacio es para resaltar lo que debe ser resaltado. Esto da a entender que cuando nos encontramos con personas como estas que cumplen con su trabajo nos asombramos y lo vemos como algo no común….. o será que es así…¿?


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.