Innovadores en Yaguajay mantienen con vida equipos imprescindibles de la Salud

El aporte de los innovadores de electromedicina en Yaguajay resulta indispensable para la prestación de los servicios de salud en ese norteño municipio espirituano

sancti spiritus, electromedicina, innovadores, yaguajay
Los jóvenes de Electromedicina aportan cada día su empeño para resolver los problemas que se presentan. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Probablemente, ninguno de los pacientes que acuden a diario a los policlínicos o al hospital de Yaguajay lo sepa. Quizás ni siquiera conocen su existencia y el valor de tanto empeño. Anónimos, pero indispensables. Los innovadores de Electromedicina en Yaguajay mantienen con vida muchos equipos necesarios para prestar los servicios de salud que sin su aporte hoy permanecerían inútiles en un almacén o desahuciados en algún vertedero.

Con apenas 16 integrantes, el Comité de Innovadores y Racionalizadotes (CIR) de este departamento en muchas ocasiones decide la suerte lo mismo de un equipo para análisis de laboratorio que otro de Rayos X o cualquier mobiliario clínico de las instalaciones de esta rama en el municipio.

LAS PIEZAS, PALABRA CLAVE

En su modesto local, a un costado del pueblo, radica este centro surgido en 1986 y que solo existe en este municipio y en Trinidad, los más alejados de la capital espirituana: “Nuestro trabajo es muy dinámico, depende de lo que se rompa, de los problemas que se presenten y de las piezas con que contemos, lo que más hacemos es adaptar y recuperar estas”, comentó a Escambray Valentín Morales, uno de los especialistas principales.

El pasado año tramitaron 14 trabajos y las innovaciones realizadas se mantienen funcionando, a pesar de que cada día deben sortear la peculiaridad de este territorio amplio y disperso, donde existen cuatro policlínicos, un hospital general, la clínica estomatológica, hogares de ancianos, salas de Fisioterapia y una de Nefrología.

Entre las áreas donde más se ha palpado su quehacer durante los últimos tiempos se encuentra la reanimación del mobiliario clínico, cuyo resultado este año ya duplica el del 2015 con alrededor de 1 700 muebles recuperados.

En su agenda siempre quedan asuntos pendientes. El día de la visita de este semanario permanecían irresueltos fundamentalmente el funcionamiento de equipos de esterilización, pero hoy otras urgencias de seguro los ocupan. Lo que más limita su quehacer resultan las piezas de repuesto.

“Muchos equipos son viejos, se encuentran fuera de disponibilidad tecnológica, las firmas dejan de producirlos, se terminaron los contratos y no entran las piezas, por ejemplo, los espectrofotómetros marca Erma —que son el corazón de los laboratorios en los policlínicos para los análisis químicos— están trabajando por las adaptaciones que les hemos hecho porque no entra nada para ellos”, detalló Valentín.

Según el criterio de su colega Danilo Pérez, también experto en la materia, la otra limitante se encuentra en el transporte para llegar hasta los centros de salud porque con las herramientas ha mejorado la situación en los últimos tiempos.

Generalmente, los problemas de Electromedicina en Yaguajay los resuelve este pequeño colectivo y casi todo el trabajo lo desarrollan en las propias unidades. En su mayoría hombres, los más noveles también concretan su aporte a través de las Brigadas Técnicas Juveniles.

sancti spiritus, electromedicina, innovadores, yaguajay
Valentín Morales y Danilo Pérez, especialistas principales del taller. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

SOLUCIONES CONCRETAS

Pero la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (Anir) en el sector de la salud de Yaguajay también lleva otros nombres, pues cuenta con cerca de 230 asociados, agrupados en 11 CIR.

“Todas las soluciones que se aportaron el pasado año y en lo que va del 2016 responden al banco de problemas, a las necesidades reales identificadas en los centros que desarrollan estos servicios en el territorio”, precisó a este semanario Magalys Sairo, asesora del Fórum de Ciencia y Técnica de esa rama en el municipio.

Con un efecto económico cercano a los 65 300 pesos, los más recientes aportes de los innovadores aquí no solo incluyen la reparación de equipos médicos en el hospital y los policlínicos, sino también, por ejemplo, un estudio de apoyo a la docencia relacionado con las afecciones radiológicas en el recién nacido; y un análisis geoespacial de los tumores malignos entre el 2008 y el 2014.

Además, aquí llevaron adelante otras investigaciones como los análisis comparativos de los resultados del sedimento urinario y la cituria; y una valoración epidemiológica de un brote de enfermedades de transmisión alimentaria ocurrido no hace mucho.

¿Qué importancia concreta usted considera que reporta para la Salud en Yaguajay el aporte de sus innovadores?, inquirió Escambray a Magalys Sairo?

“El resultado no solo se encuentra en el plano económico, aunque con ese dinero aportado seguramente no se hubieran podido resolver los problemas que se resolvieron. La mayor importancia se ubica en el plano social con el impacto que tiene en la población seguir prestando los servicios, muchas veces en poblados distantes. Cualquiera de estos equipos de asistencia médica que se repararon tiene más de una docena de prestaciones diarias. Todos estos trabajos mejoran la calidad de los servicios y es mucho lo que resuelven”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.