Inventiva espirituana a favor de los peces

Un innovador del sector de la Pesca en Sancti Spíritus le devolvió la utilidad a 22 piscinas de la Estación de Alevinaje de La Sierpe

sancti spiritus, pesca, estacion de alevinaje de la sierpe
Innovador de la estación…Quincose muestra algunos de los materiales empleados en su innovación. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Parado en medio de un paisaje que muestra estanques de agua dulce por doquier, Fidel Quincose Julién, el hombre que con sus inventivas ha resuelto más de un inconveniente en la Estación de Alevinaje de La Sierpe, muestra algunos de los medios empleados por él para solucionar los problemas que se puedan presentar en su entorno laboral, algo que por años lo ha caracterizado.

En su haber cuentan varias inventivas, pero la que lo hace estremecer de orgullo es la innovación titulada Recuperación del canal de abasto de agua de 22 piscinas, no solo por lo que significó para dar continuidad a los procesos en el centro, sino porque fue reconocida en un Fórum ramal donde se presentaron unos 300 trabajos en representación de varios centros vinculados al Ministerio de la Industria Alimenticia.

Con algunos recursos de poco costo llegados a la entidad a inicios del 2015, se dedicó a superar los obstáculos que impedían la utilización de los depósitos que sirven de casa a los peces durante la etapa de preceba.

“Un tubo plástico de 40 centímetros de diámetro, cinco sacos de cemento, unos 80 bloques y polvo de piedra, entre otros materiales, fueron suficientes para construir una caja de agua que permitiera la entrada del líquido y su continuidad hacia otras piscinas, de esta forma se recuperó el funcionamiento de esos depósitos, en desuso desde el 2012 cuando ocurrieron las intensas lluvias que dejaron casi desbastada la Estación”, apuntó Quincose.

Mientras habla recorre con la mirada el bloque de estructuras de cemento que resguardan en el interior de cada piscina unos 20 000 peces, los cuales están aquí hasta que alcancen la talla comercial y pasen a los estanques de desarrollo en las dos granjas de ceba de clarias de la provincia: La Manaca y Boquerones.

“Sin esta iniciativa no habría sido posible incrementar producciones —dice— porque en la Acuicultura cada proceso repercute directamente en el siguiente. El efecto productivo que genera la utilización de estas piscinas representa para la ceba unos 845 000 animales en el año, los cuales pueden reportar alrededor de 650 toneladas de clarias”.

Con más de 20 años de experiencia en el sector y un alto sentido de pertenencia hacia la actividad que realiza, Quincose define la búsqueda de soluciones e inventivas como determinantes; porque permiten recuperar, rediseñar, poner a prueba y explotar áreas o medios que se emplean en el funcionamiento de la entidad, a partir del ingenio y la creatividad del hombre, utilizando recursos que muchas veces están al alcance de la mano sin tener que hacer grandes desembolsos económicos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.