La Empresa de Producciones Varias de Sancti Spíritus diversifica sus surtidos

La Emprova en el terrotorio espirituano diversifica sus surtidos, mejora constructivamente las unidades y se inserta en negociaciones con otros países. Yaguajay sobresale por sus resultados integrales

sancti spiritus, emprova, yaguajay
La revisión minuciosa de las prendas constituye garantía para el cliente. (Fotos: Elisdany López Ceballos)

Los últimos años de la Empresa Provincial de Producciones Varias (Emprova) en Sancti Spíritus dejan huellas positivas en su desempeño, así lo indica la presencia de mejores surtidos en el comercio minorista y en los puntos de venta del sector, abiertos en casi todos los municipios. La manufactura crece y, con ella, la gama de productos: muebles, útiles para el hogar, confecciones textiles, objetos de artesanía y materiales para construcción de viviendas, entre otros.

En la misma medida se incrementan también los ingresos en ambas monedas, aunque sobresalen las ventas en divisa con más de 901 000 CUC de los 580 300 que estaban planificados y con los cuales aumenta la adquisición de materias primas para el desarrollo de las diferentes líneas productivas.

Un despertar sin precedentes en los más de 30 años que lleva de fundada la Emprova, según criterios de Alberto Rodríguez Pérez, su director general, quien asegura que el 2016 será un año de mucho más desarrollo y consolidación para esta empresa.

LOS VÍNCULOS CON FIART

Desde que Sancti Spíritus comenzó a presentarse en las Ferias Internacionales de Artesanía (FIART), allá por el 2008 a la fecha, se aprecia un despertar en la realización de surtidos que pueden ser presentados y comercializados dentro y fuera del país, atendiendo al diseño y calidad de los mismos.

“Somos de las pocas provincias cubanas que acuden cada año al mencionado encuentro, donde se reúnen comerciantes de toda la región caribeña, unas veces en La Habana y otras hemos asistido como invitados a eventos similares en Venezuela, Panamá y Bolivia; si algo le agradecemos a FIART es el habernos abierto las puertas a la negociación con otros países para desarrollar nuestras producciones o rescatar otras que ya no se hacían”, asegura Alberto.

Pero nuevos horizontes están al alcance de los espirituanos, entre ellos, la apertura de la antigua Fábrica de Monturas, enclavada en el Consejo Popular de Jesús María, un proyecto que está a más del 75 por ciento del rescate constructivo del inmueble e incluye la compra de un nuevo equipamiento tecnológico, en España, para su puesta en marcha, en el segundo semestre del año; primero con confecciones menores: cintos para hombre, bolsos y sandalias para mujer, entre otros, y luego con surtidos propios de la talabartería. “Fruto del propio evento FIART, en La Habana, surgieron otras negociaciones —aclara el director—, como la adquisición de equipamiento, a través de Portugal, para el montaje de una fábrica de colchones en Fomento y la compra de máquinas de coser de última generación con una firma de República Dominicana para el Taller de Guayaberas de Zaza del Medio.

“Aunque también está un proyecto de Desarrollo Humano Local, que a través de la República Popular de China posibilitará el montaje de una fábrica de botas de goma en Cabaiguán”, alega finalmente.

VENEGAS, UN TALLER INSIGNE

A la vuelta de 37 años de creado, el Taller de Confecciones de Venegas luce hoy sus mejores galas. Un espacioso salón con máquinas de coser y otros medios acoge en su interior a expertas mujeres que por más de tres décadas han hecho las bases de artesanas, diseñadoras y quién sabe cuántas labores más para salir adelante. Atrás quedaron los tiempos de muñecos de trapo, alfombras y alpargatas, confeccionadas a partir de materia prima que desechaban otras ramas del país, para dar paso a lujosas prendas de vestir, uniformes corporativos, ajuares, ropa de trabajo y otros surtidos.

Bien lo sabe Milagro Luis Orama, costurera de gran prestigio en la creación de guayaberas, cuando recuerda que por sus méritos, en la década de los 80, viajó a la antigua Unión Soviética, en representación del centro, igual lo corrobora Genaro Castillo Sospedra, el técnico en Gestión económica y fundador del establecimiento, cuando relata el quehacer de estas mujeres en todo el tiempo transcurrido, pero lo cierto es que el taller no se detuvo y cada vez es más conocido por la calidad de sus confecciones.

Aun cuando para Raquel Pérez López, la directora de la Empresa de producciones Varias en Yaguajay, el reto va más allá de lo que se puede hacerse en este centro; se trata de mantener un buen desempeño en las seis unidades con que cuenta el territorio y, con ello, la condición de mejor municipio lograda en el 2015.

“No se trata solo por los resultados integrales de las producciones —asegura Raquel—, sino de la calidad y diversificación de los surtidos para insertarlos en el mercado y que sean aceptados y demandados por la población. Estamos experimentando en la línea de la madera para buscar más clientes con la fabricación de puertas, ventanas y muebles; en la de metal con renglones de primera necesidad y en las propias confecciones”.

Así las cosas, para este sector en la provincia y en municipios como Yaguajay se estimula el crecimiento; de ello dan fe los más de 180 discapacitados que encontraron un sentido a su vida al ser contratados en talleres de esta rama, o el resto de los colectivos que, además de los programas mencionados, tienen la encomienda de hacer más de 6 000 puertas en el 2016 para la construcción de viviendas por subsidios, lo que demuestra que la Emprova de estos tiempos tiene otra cara.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.