Periódico de Sancti Spíritus

Llegó el presidente estadounidense Barack Obama a Cuba

obama en cuba, presidete esyadounidense en cuba, barack obama, relaciones cuba-estados unidos

El presidente de los Estados Unidos permanecerá en Cuba hasta el 22 de marzo (Foto: Reuters)

En un escenario bilateral marcado por el proceso de normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, llegó a La Habana el presidente Barack Obama, primer mandatario de ese país en viajar a la isla después del triunfo de la Revolución en enero de 1959.

El jefe de Estado permanecerá en Cuba hasta el próximo 22 de marzo en cumplimiento de una visita oficial, verdadero hito en las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, restablecidas el 20 de julio de 2015, que implicó la conversión de las secciones de intereses que funcionaban en las respectivas capitales en embajadas.

 

-Obama desconcierta a Pánfilo: “¡No me digas!, ¿qué bolá?”

-Obama: tres días en Cuba

-Cederistas cubanos asumen con respeto y hospitalidad la visita de Obama a Cuba

-¿Qué será lo que quiere Obama?

Según anuncios de Washington, acompañan al presidente Obama el secretario de Estado, John Kerry, seis senadores y más de 20 miembros del Congreso de Estados Unidos, entre otras personalidades.

Este suceso histórico constituye una pieza clave en el proceso iniciado el 17 de diciembre de 2014, cuando el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, y el mandatario Barack Obama comunicaron simultáneamente la determinación de restablecer los vínculos diplomáticos, interrumpidos de modo unilateral por el país norteño el 3 de enero de 1961.

El primer presidente de Estados Unidos en viajar a Cuba fue Calvin Coolidge, quien arribó a bordo de un buque de guerra a La Habana en enero de 1928 para asistir a la VI Conferencia Panamericana, auspiciada por el dictador Gerardo Machado.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.