Periódico de Sancti Spíritus

¿Modelos detrás de la fachada?

Sin el edificio pintado y sin que hubiera recibido las reparaciones que él supone deben formar parte del movimiento para declarar el suyo Hogar de Referencia Nacional, Rafael Madrigal Díaz se sintió muy incómodo el pasado 15 de septiembre. Por eso remitió una misiva a este espacio donde da cuenta de su inconformidad.

“Resido en el edificio 19, Apartamento 4, Olivos III. Para mí lo que dice el papelito que pegaron en mi puerta no es verdad y todo porque se iba a efectuar un acto para declarar a nuestro reparto como Referencia Nacional. Comenzaron a pintar este inmueble sin repararlo ni ponerle persianas y puertas a los necesitados porque al parecer se acabaron…”, escribe el lector.

Rafael apunta que conoce el esfuerzo realizado, así como sabe que deben pagar para contribuir con el mismo, mas no entiende que el suyo y otros tres edificios se hayan quedado “sin pintar porque los compañeros de la Vivienda comprobaron que existen ilegalidades en aquellos otros. ¿Quién fue el que las permitió y qué culpa de eso tenemos nosotros?”, añade.

Abordada por esta publicación, Clara Vivian Echevarría, especialista principal del Departamento de Administración de la Vivienda en la correspondiente Dirección Municipal (DMV), explicó que la condición de Edificio de Referencia Nacional no tiene nada que ver con las acciones constructivas que se hagan en el inmueble. Requiere requisitos de otra índole, entre ellos cumplir con un reglamento interno relativo a normas de convivencia, que las áreas comunes estén limpias y embellecidas y, sobre todo, que no exista ilegalidad de ningún tipo en materia constructiva. Es también condicionante que se cumplan las reuniones allí convocadas para abordar asuntos relativos a los aspectos mencionados.

Clasifica también como exigencia cumplida, dijo la fuente, la sustitución de electrobombas para el suministro de agua, la supresión de filtraciones en las cisternas y la colocación de tapas en todos los tanques elevados, en aras de evitar que proliferen vectores.

Escambray también conversó con Juan Carlos Pérez Álvarez, jefe del Departamento de Conservación de la DMV, y con Odalis Valdés Mayea, especialista del mismo, quienes confirmaron que la pintura del edificio 19 estaba a punto de concluir, luego de ser interrumpida durante los días de lluvia. “Trabajamos por un plan, no todos se podían incluir en la misma etapa, algunos quedaron para acometer acciones de construcción en el último trimestre del año y justamente por estos días se han pintado los que faltaban”. En lo tocante a la sustitución de puertas y ventanas, dijeron que solo se realiza dicha acción cuando estas se encuentran en muy malas condiciones.

Escuchados tales criterios cabe, al menos, emitir un juicio. Siempre será mejor asimilado por parte de los moradores un premio al esfuerzo conjunto si ven coronado ese esfuerzo. La pintura fue siempre y seguirá siendo un distintivo de la imagen de una edificación y hablará más a favor del cartel donde se da cuenta de que allí hay un edificio y muchos hogares modelos.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.