Oficios en Sancti Spíritus: sintonizar la vocación con la demanda (+ Fotos)

Aunque con avances en la concreción de convenios de trabajo conjunto para la formación de técnicos medios y obreros calificados, escuelas y entidades podrían acercar más su quehacer a las necesidades actuales

sancti spiritus, enseñanza tecnico profesional, obrero calificado, educacion en sancti spiritus
El adiestramiento forma parte decisiva de la formación del alumnado. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Los archivos de Escambray recogen la historia, desde que los institutos politécnicos y las escuelas de oficios eran vistos como ovejas negras dentro del sistema educativo cubano, pasando por la etapa en que se precisó recordar que el preuniversitario también existía, ya que los egresados de noveno grado iban en avalancha hacia la Educación Técnica y Profesional (ETP), hasta ahora, que están de moda nuevamente.

A estas alturas nadie lo duda: es preciso ponerle más corazón a cada uno de los mecanismos que influyen en que nuestros niños y adolescentes opten por especialidades y oficios que además de satisfacer necesidades perentorias del cubano común impulsarán el desarrollo económico del que se viene hablando desde hace décadas. Afortunadamente, con periodicidad estudiada, el Consejo de la Administración Provincial provoca análisis en el que intervienen los factores implicados, donde se constatan avances en cada una de las ramas de los correspondientes ministerios, pero el acento se coloca en lo aún no logrado.

sancti spiritus, enseñanza tecnico profesional, obrero calificado, educacion en sancti spiritus
Este curso el Ministerio de Educación dotó a los centros de nuevo equipamiento para la enseñanza práctica. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

CENTROS POLITÉCNICOS ADENTRO

Como las denominaciones han ido cambiando en concordancia con las transformaciones impuestas por cada época, ya no se habla de institutos ni de escuelas de oficios, sino de Centros Politécnicos, que en la provincia suman 27. Decena y media de ellos son puros, aunque tampoco exhiben, a la vieja usanza, uno o dos perfiles. Los 12 restantes son Centros Mixtos en los que se conjugan, indistintamente, la propia ETP con las educaciones Secundaria Básica y Preuniversitaria.

Con una matrícula de más de 4 200 estudiantes y un total de 47 especialidades, la infraestructura en esa área todavía no bien ponderada del mundo escolar espirituano muestra acaso una carencia sensible: la inexistencia de un colegio especializado en la formación de técnicos medios de la rama pecuaria, como lo fue en su tiempo, con logros indiscutibles en su quehacer, el Politécnico Roberto Rodríguez, enclavado en el municipio de Cabaiguán. Preocupa el hecho de que siendo Sancti Spíritus una provincia eminentemente agrícola el perfil agropecuario, antes predominante en ese tipo de planteles, hoy esté presente en solo cinco.

“Ha habido un avance significativo en cuanto al trabajo con los organismos, sobre todo en lo relativo a las aulas anexas, que desde su surgimiento en el año 2009 son una de las acciones más importantes. Nacieron para garantizar en los escenarios productivos el desarrollo de las habilidades en los estudiantes”, declara Yorlandi de la Paz, jefe del Departamento Provincial de ETP de la Dirección Provincial de Educación (DPE), quien agrega que la provincia fue reconocida en el balance nacional del Ministerio, celebrado en el pasado mes de abril, como una de las de mejores resultados.

Respecto al paso más importante que precede a la entrada del alumnado a ese tipo de centros, que es la labor de formación vocacional y orientación profesional, Yorlandi asegura que los círculos de interés dentro de las escuelas secundarias interactúan con estudiantes de los centros politécnicos tanto en estos como en las aulas anexas y que ello ha redundado en la disminución del número de adolescentes que abandonan los estudios. No obstante, admite que aún no se hace todo lo necesario y aunque en los pases de revista suele omitirse la Educación Primaria, es allí y no en los grados subsiguientes donde debe iniciarse el trabajo dirigido a despertar la inclinación de los niños hacia labores tan viejas como sus bisabuelos, o relativamente nuevas, pero de igual manera útiles. Luego de la época dorada en esa tarea vital para el futuro de oficios y profesiones —años 80— Sancti Spíritus nunca más ha vuelto a brillar por un logro así.

sancti spiritus, enseñanza tecnico profesional, obrero calificado, educacion en sancti spiritus
Los viejos y valiosos equipos del Centro Politécnico Estanislao Gutiérrez continúan aguardando por el necesario mantenimiento. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

EMPRESAS Y ORGANISMOS, LOAS Y RECLAMOS

A medias anda, en el caso de no pocas entidades y organismos, el cumplimiento de lo legislado en la Resolución Ministerial No. 8 del 2013 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social concerniente al tema. Algunas de las deudas en ese sentido han quedado plasmadas en informes recientes: el Ministerio de Industrias no ha garantizado la revisión técnica y el mantenimiento de los equipos del Centro Politécnico Estanislao Gutiérrez Fleites, un reclamo de décadas que afecta la formación de sus discípulos; tampoco ha planificado la base material de estudio para la formación profesional de los estudiantes ni entregado la bibliografía técnica.

El Ministerio de Energía y Minas, por su parte, no aborda en sus actividades todos los elementos que corresponden a los perfiles ocupacionales de las distintas especialidades, ni ha entregado insumos, materiales e instrumentos para el montaje de las aulas especializadas y el uso de los módulos de herramientas. El de la Industria Alimenticia aparece señalado por idénticas insuficiencias y con el de las Comunicaciones ni siquiera se ha firmado el convenio luego de que fuera sometido a perfeccionamiento empresarial.

Hasta el Ministerio de Transporte, que marcha a la vanguardia de todos, aparece mencionado por inasistencias de algunos de sus especialistas a clases (Mantenimiento de Vías Férreas), en tanto el Micons, reconocido sobre todo por la asignación puntual de materiales, denota insuficiente preparación metodológica de especialistas y tutores que imparten docencia. Harina casi del mismo costal deviene la falta de insumos determinantes como metales y madera, al igual que de otros, fundamentalmente para la especialidad de Auxiliar de Servicios de Belleza, donde carecen de artículos tan básicos como peines y tijeras, sin hablar de los restantes. Por el estilo andan Servicios Gastronómicos y Elaboración de Alimentos, perfiles en los que jarras de agua, útiles de coctelerías, servilletas, calderos, medios de protección, balanzas y cajas registradoras siguen siendo una quimera.

Entre las carencias aflora, al menos puntualmente en Jatibonico, la ausencia o insuficiencia de medios destinados a especialidades agrícolas: regaderas, mangueras, sistemas de riego, alambre y guatacas. También les golpea la falta de combustible para el uso de la maquinaria en las áreas de autoconsumo del Centro Mixto Raúl Galán. Como novedad alentadora sobresale la entrega este curso, por parte del Ministerio de Educación, de nuevos módulos de equipos y herramientas.

sancti spiritus, enseñanza tecnico profesional, obrero calificado, educacion en sancti spiritus
“Ha habido un avance significativo en cuanto al trabajo con los organismos, las deficiencias se analizan de forma sistemática”, declara Yorlandi de la Paz, jefe del Departamento Provincial de Enseñanza Técnica Profesional. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

LA PRÁCTICA, CRITERIO DE LA VERDAD

“La garantía de todo oficio debía ser el peligro de perderlo”, se lee al fondo del Centro Politécnico Carlos Manuel de Céspedes, cuya sede central ancló desde hace unos años en la calle Plácido de la cabecera provincial, en tanto la otra se asienta en el reparto Olivos II.

Aunque el tema del constante ir y venir de profesores entre un local y otro no queda fuera, porque amenaza con afectar la docencia, los alumnos se muestran motivados en la clase de Electricidad de vehículo automotor. De primer año, Lesney Horta Sánchez, un muchacho delgado proveniente de la ESBU Víctor Daniel Valle Ballester, habla de las oportunidades para asegurar su futuro en el trabajo por cuenta propia (TCP), perspectiva albergada por muchos de los jóvenes que hoy se capacitan como obreros calificados, quienes son mayoría en la ETP. Sancti Spíritus fue una de las primeras provincias del país donde funcionaron aulas anexas en el sector no estatal. Actualmente hay 19 de ellas registradas, cuyo desempeño, según las fuentes, ha sido evaluado de muy bueno.

En la escuela Antonio Ávila Valdivia, como en Jatibonico en general, se habla más de colaboración que de obstáculos al hacer referencia a los organismos. Bien próximo a la Carretera Central, el centro acoge a 141 educandos que parecen tener claras sus aspiraciones. Con la profesora de Confecciones Textiles frente al aula especializada, Claudia Valdivia, Daniela Fritze, Oslaidy Babastro y Melisa Maura se enfrascaban en la realización de ojales en pequeños retazos de tela, como parte de su preparación con vistas al ejercicio con el que se graduarán a finales de junio. Casi todas bebieron de las experiencias de sus abuelas, pero también reconocen la influencia de los círculos de interés.

Les anima la idea del desempeño en negocios particulares y aunque quisieran no podría ser de otro modo, ya que el único Atelier local pasó a la modalidad de trabajo por cuenta propia, como mismo sucedió con el Salón de Belleza. Al aludir a esa especialidad, vale consignar una iniciativa de la dirección del plantel que ha devenido solución para más de un centro local: la inserción de las jóvenes al aporte útil mientras practican sus habilidades. Gracias a ella, cada semana en el Hogar de Ancianos y en la Casa de los Abuelos se les espera para recibir los servicios de manicura, pedicura, pelado, afeitado, algún que otro tinte, arreglo de cejas y hasta masajes faciales. Prestaciones gratuitas prodigan, igualmente, al alumnado de la escuela especial Valle Grande.

En temas de oficios y profesiones es preciso que cada quien aporte los elementos necesarios para que la resultante sea el producto del que están urgidos los tiempos actuales. La Educación toda deberá cumplir aquel cometido asignado a ella por José Martí: “A valerse de sí, y a emplearse de trabajos de que haya demanda, deben aprender, para su bien y el de su patria, los hombres todos; y lo demás es sabiduría de índice y nomenclatura, que no levanta una paja del suelo”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.