Omara y Yuniol, en el centro del Olimpo

Por más que lo veas por la magia de la pantalla, nada es comparable con el éxtasis de vivirlo cerca. Esa fue la sensación que me corrió por todo el cuerpo cuando Omara Durand llegó a la meta y la pizarra del João Havelange lo anunciaba: récord mundial en los 100 metros T-12

cuba, juegos paralimpicos  rio de janeiro 2016
Omara y Yuniol son, en Brasil, los reyes del Olimpo. (Foto: ACN)

“Omara corrió con el corazón, estoy super bien, superfeliz. Ese récord se logra entrenando muy fuerte, dedicándose y esforzándose mucho, siendo disciplinado, decidido y valiente”

Lo de la marca lo anunció desde la primera vez que corrió en semifinales e impuso récord paralímpico. Luego lo rompió en semifinales y ya las rivales sabían que le mirarían la espalda.

“Estaba preparada para correr bien, no para récord, ese sale y salió”, dice con una tranquilidad espasmosa, como si ahora mismo no hubiese conquistado al Olimpo.

Y confiesa también lo que vive por dentro una mujer que tiene encima, mil ojos y hasta más.” Uno siempre se siente presionado porque estos son los Juegos Paralímpicos, el compromiso es muy grande por todos los resultados que he tenido, sé que hay muchas personas enfocadas en mi y eso compromete más y hace que uno lo haga mejor”

A la hora que Yuniol Kindelan se lo reveló tomado de su mano, ya Omara lo sabía. Se lo dijo todo un estadio que deliró con sus pasos tan rápidos como el viento.

“Mi guíame dijo del récord cuando pasamos la meta, me sentí emocionada, la gente ni se lo imagina, ve a los atletas en la competencia, pero detrás de eso hay mucho esfuerzo de muchas personas, no solo del atleta porque Omara es un trío: yo que soy la atleta, el guía, que es mi compañero todo el tiempo en todas las circunstancias y el entrenador. Sin Miriam no somos nadie porque ella es la que pone el entrenamiento, si ella tiene la química, nosotros corremos”

Y como tanta gloria le desborda, prefiere compartirla con “ el pueblo de Cuba que se lo merece, con mi Comandante en Jefe que es el regalo más humilde que le puedo dar por su noventa cumpleaños, a mi guía, a mi entrenadora, a mi bebita que la quiero mucho y todo lo hago en función de ella”

¿Qué pueden esperar las pistas de Omara Duran?: “Que Omara va a seguir corriendo y nada, que el terreno es el que habla”.

Y aunque en la amplia zona mixta del João Havelange pocos colegas reparan en él para las confesiones, Yuniol Kindelan se merece los mismos titulares como Miriam Ferrer, la entrenadora.

Antes que nada bien contento porque son mis primeros Juegos, es lo más grande que puede tener un deportista en el mundo entero, la medalla es muy grande y el récord más grande todavía, me siento sin palabras, no sé cómo puedo explicar lo que tengo por dentro”

¿Cuántos kilómetros tiene que correr Yuniol para correr y guiar a Omara?

“El doble y el triple, así es que el sacrificio es bien grande?

Porque corren los mismos pasos, como una sinfonía de sonidos o con la sincronía de la perfección Omara y Yuniol son, en Brasil, los reyes del Olimpo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.