Organizaciones religiosas de Cuba condenan medida contra Pastores por la Paz

Instituciones religiosas cubanas condenaron la decisión del gobierno de EEUU de retirar el estatus de organización caritativa exenta de impuestos a IFCO/Pastores por la Paz, por no declarar sus envíos solidarios a Cuba

cuba, pastores por la paz, religion
Pastores por la Paz ha desarrollado una intensa labor social de forma no prosélita y no lucrativa a favor de los derechos humanos.

No entendemos la situación que hoy presentan nuestros hermanos de IFCO (Interreligious Foundation for Community Organization Pastors for Peace), cuando el pueblo cubano ha sido uno de los beneficiarios directos de múltiples donativos que han incluido equipamiento médico y medicinas entre otros, plasmaron en una carta abierta.

La misiva, rubricada por la Federación de Espiritistas de La Habana, Asociación Cultural Yoruba de Cuba, Consejo Supremo Asociación Abacuá de Cuba y la Institución Religiosa Bantú de Cuba, recuerda que los vínculos de Pastores por la Paz con esta isla caribeña datan de hace más de 30 años.

Asimismo, agradece el apoyo solidario y sin otra remuneración que no sea el amor y la amistad gracias al cual instituciones religiosas, hospitales y escuelas nacionales pudieron ejercer sus funciones en condiciones tan especiales como las que les impone a Cuba el bloqueo económico, comercial y financiero de Washington.

Este reclamo se suma al de otras organizaciones de la isla, como el del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), que recientemente condenó esa medida y convocó a todos los amigos del mundo a sumarse al apoyo solidario a la plataforma antirreligiosa estadounidense.

Rechazamos enérgicamente esta situación que enfrentan nuestros hermanos, cuando han traído a nuestro país donaciones, medicinas y junto a nuestro pueblo han defendido la idea de que la paz y la solidaridad son necesarias en este mundo marcado por la guerra y las injusticias sociales, apuntó el ICAP.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.