Periódico de Sancti Spíritus

Razón en parte

El 21 de mayo pasado, la lectora María de la Caridad Cepeda Oliva hacía pública en esta sección su angustia por el exceso de burocracia y gestiones para procurar una prótesis dental en el policlínico de Olivos I, de Sancti Spíritus.

Según refería entonces, la gestión que hizo el 7 de abril en ese centro para logar un remitido hacia la Clínica Estomatológica Provincial fue un calvario de angustiosa espera, primero porque la compañera que debía atenderla no se encontraba en ese momento y luego por el dilatado proceso de preguntas y requerimientos, incluida su opinión de no poder realizarle la prótesis porque estaban muy recientes las extracciones, lo cual provocó su inconformidad, pues le parecía que no eran necesarias “tantas vueltas para certificar que no tienes ningún diente en la boca”. Finalmente, decía, le dieron un turno para que la valorara un especialista el 18 de abril, pues no había para antes.

A fin de ofrecer una respuesta a dicha queja, escribió a Escambray el doctor Pedro Enrique Rodríguez González, director de Salud en el territorio cabecera.

Refiere la misiva que para atender a la compañera fue designada una comisión integrada por varios profesionales de la Dirección Municipal, la cual analizó de manera pormenorizada la inquietud formulada por María Caridad.

“Esta comisión en el proceso investigativo procedió a entrevistar a la recepcionista, al jefe del Departamento de Estomatología y a la comisión nombrada por el policlínico una vez conocida la insatisfacción”, explica el director.

“Como resultado de estas entrevistas —agrega— la comisión pudo constatar que, ciertamente, la recepcionista no se encontraba en su puesto de trabajo y alegó que la estaban llamando del sindicato municipal porque iba a salir de vacaciones y debía dejar listo el pago de las finanzas.

“Se comprobó también que la recurrente nunca había sido atendida por Estomatología en ese policlínico, a pesar de que pertenece al área de Salud. Las extracciones no se le realizaron allí y no consta tampoco en su historia clínica, que fue confeccionada el día 24 de mayo, cuando asistió a la consulta ya que al turno del 18 de abril no se presentó”.

Luego de estos argumentos, el doctor pedro Enrique puntualiza que se llegó a las siguientes conclusiones:

“La comisión considera que la recepcionista debió explicarle a la paciente el motivo de la espera, además de no estar autorizada a examinar. Se pudo comprobar que el turno otorgado pudo ser en una fecha anterior. La paciente no tenía historia clínica en el centro, se procedió correctamente en la inscripción para prótesis. Fue valorada el 24 de mayo y remitida a la Clínica provincial, el 6 de junio comenzó el proceso de la prótesis con la toma de impresiones”.

Finalmente la carta puntualiza que, en correspondencia con la parte de razón que le asiste a la lectora, se tomaron las medidas organizativas correspondientes y la remitente de la queja se encuentra satisfecha con la respuesta que se le dio.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.