Semestre seco para el norte de Sancti Spíritus

Los municipios espirituanos de Jatibonico y Taguasco figuran entre los más afectados del país debido a la escasez de precipitaciones desde los inicios del 2015 hasta la fecha

sancti spiritus, sequia, lluvias, meteorologia
En la provincia espirituana persiste la sequía meteorológica. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El clima en el primer semestre febrero-julio del 2016 tuvo un comportamiento anómalo en la provincia de Sancti Spíritus, donde la mayor parte del territorio superficial presentó déficit de lluvia en rangos acumulados inferiores a los 100 milímetros mensuales, e incluso en muchas áreas ni siquiera llegaron a los 50 milímetros.

Se trata de la persistencia de la sequía meteorológica que afecta porciones de todos los municipios, pero sobre todo una franja que va desde el norteño territorio de Yaguajay, pasando por Taguasco y Jatibonico; estos dos últimos municipios figuran entre los más afectados del país debido a la escasez de precipitaciones desde los inicios del 2015 hasta la fecha.

De acuerdo con los análisis realizados por el Grupo del Clima del Centro Meteorológico Provincial, al transcurrir el trimestre mayo-junio-julio del período lluvioso en el actual año, en el territorio espirituano el 56 por ciento de la superficie provincial presenta déficit de precipitaciones, contra un 40 por ciento en igual etapa del 2015; en el semestre febrero-julio del 2016 esa afectación abarcó el 68 por ciento del territorio, situación que era ligeramente inferior en el mismo período del año precedente, cuando casi el 60 por ciento de los suelos carecían de la humedad necesaria para sustentar las producciones agropecuarias.

En esos tres meses de primavera solo computan como medio húmedo —con acumulados mensuales por encima del 115 por ciento de sus respectivas láminas históricas— Trinidad y La Sierpe en mayo y julio, no así en junio, mes que se comportó medio seco en toda la provincia, con un acumulado inferior al 77 por ciento y, aunque cerraron como normal, mayo con el 88 por ciento y julio 92.7, ambos tuvieron lluvias inferiores a la media histórica para cada mes.

Según las estadísticas recopiladas por el Grupo de Hidrología de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico Sancti Sancti Spíritus, a manera de ilustrar el déficit de lluvia en la zona este de la provincia, se obtuvieron datos de un grupo de pluviómetros que reflejan acumulados por debajo de los 80 milímetros en zonas de Jatibonico como Pablo Pérez, Melones, Trilladera, El Edén, la Curva de Coca en las cercanías de Arroyo Blanco, las presas Lebrije y Dignorah y la cabecera de ese municipio.

Asimismo, en el municipio de Taguasco, salvo la zona de Los Limpios, que computa 57 milímetros, en Ciego Potrero, Porta Prieta, Las Veguitas, Pozo Colorado y Tres Guanos, los acumulados de lluvia de la actual etapa primaveral son inferiores a los 50 milímetros.

En mayo y julio solo llovió en exceso en los municipios de Trinidad y La Sierpe, territorios que también tienen parte de su superficie con sequía meteorológica; sin embargo, los efectos de una prolongada sequía meteorológica repercuten también en la expresión de sequía hidrológica en varios territorios de la provincia, donde se aprecia una tendencia a disminuir los caudales de las cuencas subterráneas de Dolores (Yaguajay), Banao y Guasimal (Sancti Spíritus), Sur del Jíbaro, la cuenca SW Camagüey, que se extiende hasta el territorio de La Sierpe, y la de Trinidad, que se mantiene en estado crítico desde hace unos dos años; es decir, seis de las 10 cuencas existentes amenazan con retroceder del estado normal actual hacia el déficit.

Al cierre del mes de agosto, la lluvia reportó un comportamiento igualmente anómalo si tenemos en cuenta que la provincia acumuló un 43 por ciento de su lámina histórica y ninguno de los municipios traspasó el umbral del 60 por ciento; aunque, de acuerdo con las perspectivas climáticas, este es uno de los dos meses que menos precipitaciones aportan al período lluvioso en Cuba, debido, entre otras causas, a la notable influencia del anticiclón del Atlántico sobre el territorio nacional.

En suma, algo más de la mitad superficial del territorio espirituano se mantiene bajo los efectos de las sequías meteorológica e hidrológica, cuando el fenómeno meteorológico ENOS oscilación del Sur (El Niño) va en disipación y los modelos climáticos sugieren la posibilidad de que el evento La Niña (AENOS) se inicie a partir del otoño del presente año.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.