Supera Sancti Spíritus compromisos productivos en cosecha arrocera

El cumplimiento del plan técnico económico fijado al territorio lleva implícito el sello laboral de todos los colectivos enrolados en la campaña

sancti spiritus, cosecha arrocera, arroz
En la contienda de primavera solo se utilizó alrededor del 45 por ciento del terreno dedicado al cultivo del cereal. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Más allá de que el alcance del año arrocero en Sancti Spíritus estuvo marcado por la disponibilidad de agua en la presa Zaza y la producción fue inferior al 2015, el cumplimiento del plan técnico económico fijado al territorio lleva implícito el sello laboral de todos los colectivos enrolados en la campaña, incluido el de la aviación, y gracias a ello la provincia se propone alcanzar 24 500 toneladas de arroz consumo, 2 000 más que lo programado.

Eddy Santiago Gómez, director técnico productivo en la Empresa Agroindustrial de Granos (EAIG) Sur del Jíbaro, declaró a Escambray que el rendimiento agrícola conseguido de 5 toneladas por hectárea clasifica como el más alto de todos los tiempos, resultado derivado del favorable comportamiento de las nuevas variedades en cosecha, del trabajo de agrotecnia desplegado en las terrazas, el clima, la aplicación de fertilizantes, la garantía de insumos y el respaldo de la aviación.

Si bien la siembra de primavera —única plantación realizada en el período— sobrepasó las 14 000 hectáreas, de 12 000 planificadas inicialmente, creó las bases para los incrementos productivos, los resultados de la campaña son obra del empeño puesto en la recolección en estos meses finales, donde las jornadas se alargaron hasta horas de la noche.

En una contienda donde se planificó obtener 51 208 toneladas de arroz húmedo se llegó a más de 70 800, cifra que le permite el territorio responder a las diferentes contrataciones y entregas del alimento pactadas para la etapa.

Santiago Gómez subrayó el trabajo desplegado en la parte industrial para situar los pasos de recibo, secado, extracción y molinado a la altura de las necesidades de la recolección. “Si importante resultó el papel de los anegadores —expresó—, el esfuerzo en la recta final fue muy valioso, prácticamente todos los colectivos se tiraron al campo para apoyar la cosecha”.

Añadió la fuente que desde noviembre se activó la siembra de la campaña de frío, y se logró plantar 1 051 hectáreas, en tanto persiguen cerrar diciembre con otras 3 000 y darle continuidad a este programa a inicios del nuevo año hasta completar las 10 423 planificadas para el período.

La Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro sobresale otra vez por la diversificación productiva y logra aportes significativos en renglones como la carne vacuna, leche y otros alimentos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.