Turismo cubano perfecciona cálculos de ingresos

El Ministerio cubano de Turismo (Mintur) persigue perfeccionar la metodología vigente para calcular los ingresos derivados de los visitantes extranjeros que se hospedan en casas privadas

Trinidad figura entre los sitios de Cuba en los que la actividad no estatal resulta un importante complemento turístico.
Trinidad figura entre los sitios de Cuba en los que la actividad no estatal resulta un importante complemento turístico.

Ello se debe a que la oferta de particulares aumenta y gana huéspedes entre quienes llegan a este país en plan de vacaciones desde el exterior.

El ministro de turismo cubano, Manuel Marrero, agregó oportunamente que como parte de la política para la implementación del sector no estatal en el turismo, se trabaja en el diseño de su información estadística.

Dijo que en manos de los llamados cuentapropistas se contabilizan más de 16 mil habitaciones y alrededor de mil 700 restaurantes paladares.

Según el Ministro, ante el auge de esa modalidad resulta imprescindible integrar los reportes de la oferta oficial y la privada, en pos de estimar el impacto real de la industria del ocio en la economía nacional.

Datos aportados por el Mintur refieren que las habitaciones del sector no estatal reciben alrededor del 25 por ciento de los visitantes extranjeros que llegan a este destino caribeño.

Al cierre del primer semestre del presente año arribaron a Cuba dos millones 147 mil 600 turistas, lo que representa un crecimiento del 11,7 por ciento con respecto a similar periodo de 2015.

Los mayores aumentos los reportan Estados Unidos, España e Italia, cuyos ciudadanos prefieren, por lo general, los hostales particulares.

Una muestra de que la actividad no estatal resulta hoy un importante complemento turístico se palpa en Viñales, occidental provincia cubana de Pinar del Río.

También son destacables en ese sentido lugares como Trinidad (Sancti Spíritus, centro de la isla) y Baracoa (Guantánamo, oriente), donde es mayoritaria la oferta privada en cuanto a casas de rentas, restaurantes y cafeterías.

En esos territorios, al igual que en otros del país, las agencias de viajes del turismo tienen suscritos contratos con arrendadores de habitaciones, paladares (restaurantes privados) y transportistas.

Esos servicios son utilizados en los programas de recorridos, circuitos y excursiones.

Al cierre del 2015 las entidades estatales establecieron convenios con cerca de cuatro mil arrendatarios por cuenta propia, lo cual permitió hospedar a alrededor de 555 mil foráneos en esas instalaciones.

En el sector de la industria de los viajes funcionan, además, 17 cooperativas no agropecuarias asociadas a los grupos de turismo Palmares y Gaviota.

A partir del año pasado se implementó también la contratación en pesos convertibles (CUC) de 37 modalidades del trabajo por cuenta propia, con impacto positivo en las inversiones y en el mantenimiento de las locaciones, siempre de acuerdo con el Mintur.

Un informe de la Oficina Nacional de Estadística e Información de este país refleja que en 2015 el turismo aportó ingresos a Cuba por dos mil 800 millones de dólares, segunda fuente de ingreso del país detrás de la exportación de servicios.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.