Periódico de Sancti Spíritus

Venezuela defiende su presidencia en el Mercosur

La canciller Delcy Rodríguez afirmó que Venezuela defenderá su legítima presidencia del Mercosur, pese a las acciones de Paraguay, Argentina y Brasil para sabotear su mandato

venezuela, canciller venezolana, mercosur

Delcy Rodríguez expresó que Venezuela seguirá defendiendo la legalidad del Mercosur.

Durante un encuentro con la prensa nacional en la Casa Amarilla de Caracas, la ministra de Relaciones Exteriores expresó que el país seguirá defendiendo la legalidad del Mercado Común del Sur, aunque haya diferencias entre los países integrantes de la organización.

Rodríguez denunció que los tres gobiernos que interfieren en el liderazgo de esa entidad, mantienen esa actitud por un tema de ‘intolerancia política’.

Señaló que los reparos de la ‘Triple Alianza’ son injustificados, pues Venezuela respeta la legalidad y la institucionalidad del Mercosur.

Rodríguez aseveró que la actuación de esos tres gobiernos perjudica a sus propios pueblos con su estrategia burocrática.

A inicios de agosto Uruguay culminó su mandato en el Mercosur y según las normativas de ese organismo, la presidencia pro témpore debería pasar a Venezuela.

Sin embargo, los gobiernos argentino, paraguayo y brasileño iniciaron una campaña de contra el traspaso, lo cual según expertos debilita el orden interno del bloque y genera una imagen de ingobernabilidad.

Aunque el 5 de agosto representantes del gobierno venezolano izaron la bandera del Mercosur en la sede de la Cancillería, la tríada opositora continúa realizando reuniones y acciones por su cuenta al interior del bloque y niegan la presidencia venezolana por los seis meses que le corresponde e incluso amenazan con una posible expulsión en diciembre.

La más reciente ofensa, ocurrió el domingo cuando representantes de los cuatro países fundadores del organismo (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) se reunieron en las Naciones Unidas sin invitar a Venezuela.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.