Acogerá Sancti Spíritus pilotaje nacional para detección de fibrosis quística

Sancti Spíritus figura en el quinteto de provincias que a partir de enero comenzará un estudio piloto para detectar a los niños que padecen de fibrosis quística, una enfermedad genética hereditaria

pesquisa neonatal, fibrosis quística, Sancti Spíritus, salud
La pesquisa se une al estudio de otras cinco enfermedades que se detectan mediante la sangre del talón del pequeño.


En conversación exclusiva con la ACN, la Doctora en Ciencias Médicas Gladys Abreu, presidenta de la Sociedad Cubana de Pediatría, dijo que el pesquisaje se hará en La Habana, Mayabeque, Artemisa, Matanzas y Sancti Spíritus, y contribuirá a un diagnóstico más temprano y un mejor pronóstico para los enfermos.

Durante tres meses se realizará la prueba, con vistas a comprobar la efectividad de ese diagnosticador, fruto de la biotecnología cubana, que se une al estudio de otras cinco enfermedades que se detectan mediante la sangre del talón en la primera semana de nacimiento.

Hasta ahora el pesquisaje neonatal para ese mal solo se realiza en La Habana por sospecha clínica, acotó.

Según Abreu, en el mundo existe la posibilidad de hacer una indagación de ese tipo en el momento del nacimiento, pero Cuba no había podido adquirir el reactivo por su alto costo en el mercado internacional y por las limitaciones que impone al país hace más de 55 años el bloqueo de Estados Unidos.

Anteriormente en la nación antillana se efectuó un estudio dirigido a comparar el producto nacional con la versión foránea, y la prueba piloto en 2018 corroborará su efectividad en el pesquisaje neonatal, dijo.

En Cuba hay diagnosticados unos 290 pacientes con fibrosis quística (FQ), el 60 por ciento son niños y el 40 por ciento sobrepasa los 19 años de edad, enfatizó Abreu.

La FQ es una enfermedad hereditaria, se recibe tanto del padre, como de la madre, aunque no necesariamente estén enfermos los progenitores, aclaró.

De acuerdo con la experta, afecta no solamente el pulmón, sino también otros aparatos y sistemas; y su tratamiento resulta muy caro porque necesita un grupo importante de recursos, de antibióticos, de ingresos, de enzimas.

A pesar de ello, el programa cubano garantiza a los pacientes todas esas necesidades de forma totalmente gratuita, y existe una Comisión nacional de fibrosis quística, creada en 1974 por el profesor Manuel Rojo Concepción, considerado el padre de la FQ en Cuba, recordó Abreu.

La especialista añadió que en los últimos años en Cuba el pronóstico de la FQ ha evolucionado favorablemente, y en ello han influido el diagnóstico precoz, el surgimiento de nuevas terapias para corregir la insuficiencia pancreática y enfrentar las infecciones respiratorias, y el mantenimiento de una nutrición adecuada.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.