Agasajo al hombre del bosque

Por la labor integral en la actividad forestal, Sancti Spíritus acoge este 21 de junio el acto nacional por el Día del Trabajador del sector

Forestal, silvicultura, Sancti Spíritus
Las fincas forestales contribuyen al incremento de los bosques.

Un importante impulso ha desplegado en los últimos tiempos la provincia espirituana en el desarrollo de la silvicultura, atención y cuidado de los bosques, resultado que tiene su premio en el otorgamiento a la Empresa Agroforestal Sancti Spíritus de la sede nacional por el Día del Trabajador del sector, previsto el 21 de junio, específicamente en Trinidad, municipio con mayor ejecución en el fomento y manejo de las áreas.

El hecho de que el territorio acoja este agasajo por segunda ocasión en los últimos tres años valida la estabilidad del trabajo agroforestal encaminado no solo a la preservación de ese patrimonio, sino también hacia el programa de mejoramiento de la calidad genética de la semilla como escalón primordial para asegurar la siembra de nuevas plantaciones.

Antonio Álvarez González, director técnico y de desarrollo en la entidad espirituana, resaltó que en la silvicultura se concentró la labor principal de la provincia el pasado año, cuando se plantaron casi 270 hectáreas y se mantuvieron por encima del 85 por ciento el logro y supervivencia, índices que sobresalen a nivel de país.

“Se ha favorecido todo lo relacionado con establecer y mejorar la calidad del bosque, el trabajo con el suelo y la postura; aunque hay una estabilidad en esta labor, las áreas de siembra pudieran aumentar si dispusiéramos de más capacidad de buldoceo, una de las necesidades de la empresa”, declaró.

Antonio Álvarez ponderó el desempeño de Trinidad en esta rama y, en específico, el trabajo desplegado en el Valle de los Ingenios, donde se cuantifican más de 200 hectáreas plantadas en los últimos tres años, como parte del propósito de convertir ese atractivo escenario en un gran polo forestal que puede llegar a concentrar en un futuro más de 1 000 hectáreas entre bosques y frutales.

También en ese municipio concluyó el proyecto, financiado por el Citma y asumido por la entidad agroforestal, para eliminar las plantas invasoras en la península Ancón, que derivó en el manejo de unas 65 hectáreas y, además, se atendió más de un centenar de hectáreas de bosques en zonas de la montaña.

Sancti Spíritus llega a este 21 de junio con un índice de boscosidad cercano al 20 por ciento de la superficie provincial —a nivel de país está próximo al 30 por ciento—, en tanto la empresa espirituana, con más de 900 trabajadores, atesora un patrimonio forestal superior a las 81 700 hectáreas, de ellas casi 57 000 cubiertas de bosques naturales y más de 5 400 de plantaciones establecidas; otros terrenos están en diferentes fases de ocupación.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.