Cafetaleros hacen del trabajo el sendero de la recuperación

Para los cafetaleros espirituanos, ahora lo elemental es acelerar la cosecha de todo el grano posible en las más de mil 300 hectáreas en producción

café, Sancti Spíritus, huracán Irma, recuperación
Fuerzas y medios de Holguín, Granma y Santiago de Cuba apoyan la recuperación de las áreas cafetaleras espirituanas. (Foto: Oscar Alfonso / Escambray)

El trabajo sistemático y enfocado en la preservación de cada planta es la premisa práctica de los cafetaleros para borrar cuanto antes el panorama devastador que el huracán Irma dejó en las más de mil 700 hectáreas del grano dañadas en la provincia de Sancti Spíritus.

Por los caminos y guardarrayas rehabilitados, y apoyados por fuerzas y medios de Holguín, Granma y Santiago de Cuba, obreros de las unidades productoras de los macizos cafetaleros de Fomento y Trinidad avanzan en la liberación de árboles y ramas caídos sobre el cultivo.

Ese hecho, generado por el embate de los fuertes vientos que acompañaron al ciclón, que en ocasiones sobrepasaron los 260 kilómetros por hora, provoca las mayores afectaciones en las plantaciones, con altos niveles de café maduro.

Leosvaldo Cruz, especialista principal de café en la Delegación Provincial de la Agricultura, precisó a la ACN que ahora lo elemental es acelerar la cosecha de todo el grano posible en las más de mil 300 hectáreas en producción.

Secarlo y beneficiarlo, y apresurar el saneamiento de las plantaciones dañadas en mayor o menor medida es prioridad, apuntó.

Cruz significó que ya se labora en el reordenamiento del programa de desarrollo del cultivo, dados los perjuicios generados por el azote del huracán Irma, lo que obliga a reprogramar los cronogramas de siembra, resiembra y tratamiento a los cafetales, para sellar áreas y consolidar las potencialidades productivas.

Todo ello exigirá, a su vez, multiplicar los viveros en el lomerío espirituano, subrayó Cruz.

A estas acciones se suma la producción urgente de posturas de árboles para sombrear los cafetales a plantar, y la multiplicación de la siembra de plátanos y otras especies que en corto tiempo beneficien las áreas expuestas al sol, con un alto potencial productivo.

Los fuertes vientos asociados a Irma dañaron igualmente unas 400 hectáreas de café en progreso, plantaciones que por su nivel de desarrollo se erigían como base sólida de los compromisos productivos en los años venideros, refirió el especialista.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.