Periódico de Sancti Spíritus

Cancilleres de Cuba y Luxemburgo intercambian en La Habana

Bruno Rodríguez expresó a Jean Asselborn el agradecimiento por el activo papel de Luxemburgo en el mejoramiento de las relaciones Cuba-Unión Europea

cuba, luxemburgo, canciller cubano, bruno rodriguez, union europea

El canciller cubano, Bruno Rodríguez y el ministro de Asuntos Exteriores y Europeos, de Inmigración y Asilo de Luxemburgo, Jean Asselborn. (Foto: PL)

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, recibió este 12 de junio al ministro de Asuntos Exteriores y Europeos, de Inmigración y Asilo de Luxemburgo, Jean Asselborn, en un encuentro en el que ratificaron los excelentes nexos bilaterales.
Agradecemos el activo papel de Luxemburgo en el mejoramiento de las relaciones entre Cuba y la Unión Europea (UE), sostuvo Rodríguez quien calificó las relaciones con el Gran Ducado de ‘históricas, positivas y mutuamente ventajosas’.

Desde la sede de la Cancillería, el titular cubano de Relaciones Exteriores agradeció también el activo papel de apoyo del pequeño país Europa Central en la lucha cubana por el levantamiento del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto a la Isla.

Agregó que este año se cumple el 75 aniversario del establecimiento de los vínculos diplomáticos y expresó su deseo de aumentarlos en el plano cultural, académico, científico y económico.

A su vez, Asselborn, quien visita por segunda ocasión La Habana, reiteró que Luxemburgo puede contribuir a mejorar las relaciones de la Isla con el bloque comunitario con sede en Bruselas.

Tenemos que estar unidos con respeto y entendernos, aseguró el ministro de Asuntos Exteriores y Europeos, de Inmigración y Asilo de Luxemburgo, quien tiene previsto más encuentros con autoridades cubanas.

El Gran Ducado de Luxemburgo es un país sin salida al mar, situado en el norte de Europa y rodeado por Bélgica al oeste, Francia al sur y Alemania al Este. Su población es de medio millón de habitantes sobre un área de 2586 kilómetros cuadrados.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.