Clásico Mundial 2017: Cuba pierde el “esperado” (+fotos)

La selección cubana perdió en su primera presentación en el IV Clásico Mundial de Béisbol frente a Japón 11×6

Los japoneses pisaron la goma en 11 ocasiones. (Foto: ESPN)

Los nipones atacaron desde el mismo capítulo de apertura contra los envíos del abridor cienfueguero Noelvis Entenza, quien sacó los dos primeros outs sin complicaciones, pero después soportó doble de Norichika Aoki y sencillo remolcador de Yoshitomo Tsutsugo.

Entenza no tuvo una buena presentación, pues, aunque solo permitió una carrera, le conectaron con facilidad. Para su fortuna, la defensa lo respaldó con buenas jugadas, sobre todo la del jardinero central Roel Santos, quien ofreció un recital de excelente defensa en medio de las espaciosas praderas del Tokio Dome.

Cuba logró empatar el marcador en el tercero por doble de Yoelkis Céspedes, sacrificio de Santos y enorme batazo de Alexander Ayala, el cual fue magníficamente fildeado en el central por Nori Aoki, la gran estrella mediática de los Samuráis por su recorrido en las Grandes Ligas estadounidenses.

Pero esas tablas en el marcador fueron transitorias y solo un espejismo, porque lo peor del pitcheo cubano estaba por llegar. Tras la salida de Entenza en el segundo capítulo parecía que el zurdo Yoanni Yera podía contener a los nipones, pero estos desataron toda su furia y aprovecharon la mínima falla del conjunto dirigido por Carlos Martí.

El quinto episodio fue un auténtico calvario, con cuatro boletos de los lanzadores cubanos, un error costoso de Yurisbel Gracial y cuadrangular de tres carreras del antesalista Nobuhiro Matsuda contra los envíos de José Ángel García.

En ese inning los japoneses se despegaron en el marcador con ventaja de seis carreras (7-1), la cual parecía insalvable, pero los cubanos se pegaron en el séptimo, cuando Alfredo Despaigne dio jonrón y Guillermo Avilés impulsó otra dos como emergente con sencillo al central.

No obstante, la reacción cubana fue neutralizada, primero por un doble play salvador de la defensa local que enfrió el ataque, y luego por vuelacercas de Yoshitomo Tsutsugo, el portentoso cuarto madero nipón, autor de 44 batazos de vuelta completa en la pasada campaña del circuito profesional de ese país, vistiendo la franela del Yokohama DeNa BayStars.

Esa conexión puso la pizarra 9-4, diferencia de cinco que nuestro plantel recortó por doble de dos carreras de Gracial en el octavo, aunque esa propia entrada los nipones anotaron otro par de veces contra los envíos de Alain Sánchez, el quinto relevista de la fecha por Cuba, que no utilizó a ninguno de sus principales hombres del staff y lo pagó muy caro.

Esos brazos duros serán los encargados de batir a China y Australia en los próximos y cruciales partidos contra China y Australia, los que a la postre definirán si se logra clasificar a la segunda ronda.

Así bateó Cuba:

Roel Santos: (2-1), Alexander Ayala (4-0, 1 CI), Frederich Cepeda (3-0, 2 BB, 1 CA), Alfredo Despaigne (4-2, 1 CI, 2 CA, 1 Hr., 1 BB), William Saavedra (4-1, 1 CA), Yurisbel Gracial (4-2, 2 CI, 1 CA), Carlos Benítez (2-0), Frank Camilo Morejón (2-0) y Yoelkis Céspedes (4-3, 1 CA).

Emergentes: Jefferson Delgado (1-0), Yordan Manduley (1-0), Guillermo Avilés (2-1, 2 CI) y Yosvani Alarcón (2-1). 

Los bateadores cubanos se poncharon 5 veces y recibieron 3 bases por bolas. Tercero, cuarto y quinto en la alineación dejaron a 9 compañeros en circulación según las estadísticas de ESPN.

Desde el box, un total de 6 lanzadores permitieron 14 hits (incluidos tres dobles y dos jonrones), y 11 carreras, 10 de ellas limpias. Además regalaron 7 boletos y solo propinaron tres ponches. La derrota fue a la cuenta del zurdo matancero Yoanni Yera.

El jovencito Yoelkis Céspedes bateó de 4-3 y anotó una carrera. (Foto: Ricardo López Hevia)
Alfredo Despaigne hizo despertar la ofensiva con jonrón en la séptima entrada. (Foto: Ricardo López Hevia)
Matsuda fue un verdugo para los cubanos al batear de 5-4, con 4 CI y 3 CA. (Foto: WBC)
Roel Santos brilló a la defensa y cumplió madero en mano. (Foto: WBC)

 

7 comentarios

  1. los comentaristas deportivos cubanos ya no son comentaristas, ahora son matematicos ciberneticos, porque desde el primer partido empiezan a ser todas las combinaciones posibles de ganar y perder, si pierde fulano podemos ganar, pero si gana mengano entonces bajamos y si siclanejo gana entonces si estamos embarca’o; lo que hay es que salir a ganarlo todo, a luchar con garra, como siempre se ha caracetrizado el beisbol cubano, y los comentaristas a comentar objetivamente como debe hacerse sin tantas vueltas y tanta cuentapara ver si podemos. aunque no viene al caso ahora me recuerdo una pelea de boxeo narrada por modesto, si lo escuchas por radio tal parece que el cubano le esta destrozando las manos al contrario con la cara. hasta cuando!!!!!!!!!

  2. …. Esa misma fue mi impresión cuando vi los colores del traje de pelota de Cuba en el Clásico. Es que acaso no había tela blanca para hacer esos trajes que siempre lucen tan bonitos con los colores de la bandera cubana; azul, rojo y blanco… Mis saludos a todos y creo que aunque Cuba perdió frente a Japón (el favorito), me pareció que se jugó pelota con garras… Los demás comentarios respecto a si se llevaba la mentalidad de perder este juego frente a Japón es realmente mera estrategia del campeonato, que dura muy poco y hay que ganar el que se tiene que ganar.

    • Discrepo de esa estrategia, cada juego hay q jugarlo a Ganarlo

      Cual será la estrategia de Israel??

      Nunca imaginé un Cuba relegándose a esa estrategia. Llega la estrategiologia como nuevo salvavidas del béisbol cubano.

      Q mal estamos

  3. me viene a la mente la frase tan comentada de perder para ganar , esto es lo mas grande del mundo , yo Pensé que era una locura provincial , pero , no , es nacional , como es posible que se de por perdido un juego que te pone ahora contra la pared , un juego lo gana y lo pierde cualquiera y Japón no es invencible ni mucho menos , tal parece que cuba solo fue a ganarle a Australia , eso da a la risa , ya con ganarle a Australia , ya clasificamos , que clase de mentalidad mas perdedora tenemos , había que ponerle a Japón los mejor del picheo y tratar de ganarle , mañana poner a lo mejor que tengamos y tratar de ganar , que cosa es eso , quien invento eso , de jugársela con un solo equipo , no entiendo nada , deja ver si Australia le pone un 90 millas para con la presión todo se valla a bolina , eso no se descarta , ojala no pase , como dijo uno antes me parece que no se debe sacar todo el equipaje de la maleta , el regreso a casa debe ser muy pronto , ojala este equivocado.

  4. Panchito el de Jibacoa

    Del juego no tengo mucho que decir, del uniforme sí: es una ofensa a la dignidad nacional. No ha nacido el artista plástico que logre combinar tres colores más “incombinables” que azul y rojo sobre gris. Sdos y me voy pa Jibacoa que ya Cuba perdió y se me va el camión.

  5. Buen juego, mal pitcheo como era de esperar, bateo regular, mala defensa (Gracial nos va embarcar igual q al Matanzas) se demostró q podemos siempre y cuando el pitcher aguante. Lo peor de todos fue dar el juego por perdido antes de empezar, si Australia nos complica, tenemos el regreso a Cuba seguro.

    • Terrible eso de “esperar” una derrota. Con otra estrategia de picheo otro gallo hubiera cantado, lo que no quita que Japón nos dio clases en picheo, defensa y bateo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.