Creer en la poesía

sancti spiritus, cultura, jornada de la poesia cubana
Paneles sobre temas literarios se incluyeron en el programa de la Jornada de la Poesía. (Foto: Cultura Espirituana)

De diferentes puntos de la geografía cubana llegaron hasta Sancti Spíritus cultores de ese género literario

En tiempos en que pocas veces cuentan minutos para acariciar el alma, un grupo de intelectuales en esta tierra sigue creyendo que la poesía resulta el modo perfecto para aliviar penas y avivar los espíritus.

Con profunda convicción apuestan por encontrarse, más que con el libro de un autor, con sus palabras, sus vivencias, con el secreto de la gestación de una obra; un acercamiento íntimo a la lírica, unas veces más convencional y otras, transgresora.

Bajo ese pretexto retornó a estos predios la Jornada de la Poesía en su XXVII edición, que en esta oportunidad rinde homenaje al Himno Nacional como símbolo cultural, al aniversario 50 del Museo de Arte Colonial y a la poetisa Georgina Herrera.

Y aunque en años anteriores el programa abarcaba casi una semana de lecturas e intercambios, en esta ocasión bastaron tres días de propuestas para revelar que gran parte de nuestros poetas no asistieron al encuentro y la mayoría de los rostros invitados, procedentes de Santiago de Cuba, Holguín, Camagüey, La Habana y Matanzas, ya forman parte de casa.

sancti spiritus, cultura, jornada de la poesia cubana
Participantes en la Jornada de la Poesía intercambian con alumnos y profesores de la Escuela Elemental de Arte Ernesto Lecuona. (Foto: Lillitsy Hernández)

De acuerdo con Duniesky Contreras Madrigal, director del Centro Provincial del Libro y la Literatura en Sancti Spíritus, esto último puede tener relación con la situación presupuestaria y que por problemas con el alojamiento se debió cancelar la primera fecha prevista para la realización del encuentro, por lo que varios escritores desistieron de llegarse hasta aquí.

Ante la deprimida asistencia de los creadores espirituanos, el directivo prefiere callar. ¿Causas? Quizá porque de su primera edición a la fecha la jornada no ha mantenido la misma unidad creativa.

Tampoco es secreto para nadie que ha perdido poder de convocatoria. Mas, existe la buena voluntad de los organizadores para que, sin tantos bombos y platillos, siga en cada mes de noviembre erigiéndose Sancti Spíritus como la capital de la poesía.

Precisamente ese espíritu fue el que encontró a su arribo a la ciudad del Yayabo después de tantos años de ausencia Georgina Herrera, cultora del verso afrocubano y el tema de lo femenino, verdadero lujo para los espirituanos el contar con la agudeza de sus palabras.

“Han sido momentos muy emotivos y de acertada interpretación de mi obra. Estos espacios rescatan la vigorosidad de la poesía. Ojalá tuviera muchos años más de vida para seguir participando”, dijo Herrera, quien compartió con el público espirituano.

No solo el panel dedicado a su obra distinguió el programa teórico; otros espacios indagaron en temas de gran actualidad que inciden en el panorama literario.

“Las propuestas fueron muy acertadas, principalmente la dedicada a la poesía, literatura y nuevas tecnologías. Por supuesto que recomiendo seguir variando los invitados, estrechando las relaciones con las librerías y universidades, retomar las lecturas en las fábricas de tabaco porque las personas que no frecuentan las instituciones culturales precisan que lleguemos a ellas”, opinó Reynaldo García Blanco, espirituano de nacimiento y santiaguero por adopción, quien obtuvo el Premio Casa de las Américas 2017.

Por su parte, el holguinero Kiuder Yero Torres, quien hasta el año 2016 fungiera como secretario nacional para Cuba del Movimiento de Poetas del Mundo, instó a fortalecer la Jornada de la Poesía como escenario para la comunión de todas las manifestaciones artísticas.

Similar pensamiento ha asumido el más joven de los invitados, el camagüeyano Ledis Sanregré Pelegrín, quien compartió su experiencia desde la historieta.

“Vivimos tiempos en que las personas andan muy de prisa, por lo que casi no toman en sus manos los libros. Creo, entonces necesario adaptarnos a este contexto y explotar otros soportes como el mundo digital para seguir cultivando a las personas con buenos textos”, añadió.

Retos que no solo la poesía vive, sino el resto del panorama artístico. Tal vez, el pretexto perfecto para que el año que viene por esta misma fecha Sancti Spíritus vuelva a acoger bajo un debate diáfano e intimista a quienes creen en la lírica y la defienden a ultranza.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.