Domadores de Cuba barren a Colombia en Serie Mundial de Boxeo

El equipo Domadores de Cuba barrió 5-0 a Heroicos de Colombia, en el Coliseo de la Ciudad Deportiva de La Habana, y los desbancó del primer lugar del grupo A de la VII Serie Mundial de Boxeo

Boxeo, Serie Mundial, Cuba, Colombia
Osvery Morell (derecha) debutó a todo tren con los Domadores. (Foto: Ricardo López Hevia)

Los boxeadores cubanos se enfrentarán a los Tigres de Uzbekistán en cuartos de final.

El conjunto cubano devolvió al de Colombia, en el formato C2 (divisiones de 52, 60, 69, 81 y +91 kilogramos), el revés sufrido en Cartagena de Indias hace pocas semanas, cuando cayeron 2-3 en el primer cartel, disputado en el C1 (49, 56, 64, 75 y 91 kilos).

En la división de los 52 kilogramos, el dos veces subcampeón cubano Frank Zaldívar derrotó por decisión dividida 2-1 al experimentado colombiano Ceiber Ávila, quinto lugar olímpico en Río de Janeiro 2016.

Zaldívar venció en cerrada y emotiva pelea de continuo golpeo, en un combate de campana a campana en los cinco asaltos. Las votaciones de los jueces fueron de 47-48, 48-47 y 48-47.

La mejor preparación física del antillano, que terminó pegando un poco más, definió este pleito, durante el cual ambos se conectaron limpiamente en los intercambios cuerpo a cuerpo, y el cafetero -muy combativo y hacia adelante todo el tiempo- terminó con un amplio hematoma en el rostro.

En los pesos ligeros, el cubano triple monarca mundial Lázaro Álvarez venció cómodamente por decisión unánime de 3-0 a Albeiro Paredes, campeón juvenil de Colombia.

Con un boxeo ágil y tranquilo, usando muy bien su mano derecha en larga y media distancia, y contragolpeando con su izquierda, Álvarez convenció en su regreso al encerado tras un largo periodo de inactividad para ganar por triple 50-44 la votación de los oficiales.

Roniel Iglesias, titular olímpico en Londres 2012 y mundial en Milán 2009, superó en los 69 kilogramos por RSC en el tercer asalto al cafetero Ricardo Legarda, bronce en el certamen de su país. El árbitro del combate evitó mayores castigos al colombiano, ante el despiadado golpeo del cubano.

En la división ligero pesada, el rey universal juvenil Osvary Morell, sustituto del líder olímpico de los 81 kg Julio César La Cruz, venció unánime en su debut en Series Mundiales de boxeo al medallista de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y plateado en los Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014, Juan Carlos Carrillo.

El novel pugilista cubano, el mejor de su categoría en el mundo en 2016, fue muy explosivo en su golpeo, y llevó siempre el ataque frente a Carrillo, que sobre todo en los primeros asaltos mantuvo bien cerrada su guardia, peleando a la riposta.

Dos veces fue penalizado el cafetero a causa de sus agarres por el árbitro actuante en el pleito, y al final la decisión fue de 49-44, 50-43 y 49-44 para el antillano.

El superpesado José Ángel Larduet, bronce mundial en Milán 2009, superó al campeón de Colombia Cristian Salcedo por abandono en el tercer asalto, tras golpearlo a placer en las dos primeras rondas.

La selección cubana, dos veces triunfadora del certamen, dominó finalmente con 16 unidades el grupo A. Necesitaba dominar esta pugna en el formato C2 por las vías del 5-0 ó 4-1, para conquistar su cuadro eliminatorio. La selección colombiana quedó segunda de la llave con 13 unidades.

Las franquicias Corazón de León de Gran Bretaña y Astaná Arlans de Kazajastán lideraron los grupos B y C con 16 y 12 puntos, respectivamente. Astaná sostendrá mañana un tope de puro trámite ante los Dragones de China.

Los Corazones de León (16) aseguraron el primer puesto al derrotar 4-1 a los Leones Atlas de Marruecos (5), en Casablanca, y los Patriotas de Rusia (10) derrotaron 3-2 a los tigres uzbekos (10) en el apartado C. En otro enfrentamiento de la VII Serie Mundial de boxeo, en el grupo A los Caciques de Venezuela vencieron como visitantes en Buenos Aires a los Cóndores de Argentina.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.