Ecos de un cruce de voces – Escambray

Ecos de un cruce de voces

Con 15 años sobre sus espaldas, Voces cruzadas es el único evento de su tipo auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz

Voces cruzadas, AHS, radio, audiovisuales
Los debates analizaron puntos neurálgicos de los procesos creativos en los medios audiovisuales. (Foto: Lisandra Gómez/ Escambray)

¿Precisan los medios audiovisuales adoptar un lenguaje más coloquial, aplatanado ya a nuestros entornos más cercanos? ¿Se prioriza en quienes ejercen la locución el cuidado de las cuerdas vocales como verdadero instrumento de trabajo? ¿Qué mensajes nos ofrecen, mayormente, los videoclips?

Estas y otras fueron las preguntas que calentaron la pista de los debates de la XV edición de Voces cruzadas, único evento auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) que analiza los procesos productivos de la radio, televisión y el séptimo arte desde la teoría.

 

Voces Cruzadas por más vínculos con universidades

Respuestas interesantes marcaron, como suele ocurrir cuando un grupo de jóvenes se reúne, las jornadas de intercambio a chaquetón quita’o, a partir de las experiencias de 10 provincias del país. Cada quien aportó su opinión y compartió resultados concisos de cuánto se hace y cuánto aún queda por hacer para lograr productos comunicativos más cercanos a la audiencia, esa que todos los días encuentra propuestas novedosas en los formatos menos tradicionales y que opta —en más ocasiones de las recomendadas— por refugiarse en programas ajenos a nuestra idiosincrasia.

De acuerdo con el profesor de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual de la filial holguinera del Instituto Superior de Arte, Danilo Guerrero Montero, la mayor valía del encuentro espirituano es que apuesta por la socialización de las buenas prácticas desde estudios rigurosos.

“Eso nos falta a nivel de país. Tenemos que aprender a escuchar otras formas de hacer y aunque rompan en algo con lo que a diario asumimos, si funcionan, debemos incorporarlas porque no podemos ir de espaldas a los cambios del mundo contemporáneo”, añadió.

Por supuesto, que este realizador en CMKO Radio Angulo alertó que eso no significa copiar los códigos de una forma mecánica, sino adaptarlos a cada territorio, sin olvidar nuestras raíces.

En ese sentido, se escucharon aplausos por los nuevos realities de canto y baile que tanto han gustado a la teleaudiencia cubana, no por reproducir las mismas fórmulas de otros, llegados mediante “el paquete”, sino porque han logrado acertadamente defender estilos de ritmos propios de este país.

A juicio de Jairo Alberto Pacheco, vicepresidente provincial de la filial espirituana de la AHS, una de las grandes ganancias que permitieron celebrar con mayor fortaleza esta XV edición es, sin duda, la inserción en los intercambios de los resultados de las instituciones con perfil científico como el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello y algunas universidades cubanas.

“Desde la edición X nos replanteamos el objetivo de Voces cruzadas, ya que fusionamos sus inicios con las necesidades del nuevo contexto y, en la actualidad, los resultados científicos son imprescindibles, aunque por múltiples razones como la falta de sensibilidad u oídos sordos exista la tendencia de engavetar esas propuestas. Aquí apostamos por la socialización saludable de cada experiencia”, explicó quien además asume las riendas del encuentro.

Lo señalado por Jairo se pudo constatar en el propio evento, que no contó con la presencia de los principales decisores de los medios de comunicación del territorio, ni con profesores o estudiantes de la carrera de Comunicación Social de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez. Incluso, pocos fueron los realizadores del patio que mostraron interés por asistir a los debates.

Aun para el mayabequense Yuset Báez González, ese fenómeno que le imprime, al parecer, poca importancia al quehacer de los de menos experiencia preocupa mucho más cuando el Voces cruzadas desde hace varios años no cuenta con la presencia de directivos de la AHS y el ICRT nacional.

“A pesar de ello, nos toca a nosotros hacer sentir lo que aprendamos en nuestro radio de acción más estrecho. Esa es nuestra responsabilidad social”, dijo.

No obstante, prestigiaron el evento las presentaciones del primer Boletín Cruces de voces, que incluye las mejores investigaciones del encuentro, presentadas en el 2016, y el audiolibro Retoños de almendro, donado a la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena y a la Escuela Especial Miguel Ángel Echemendía por el proyecto holguinero Lumbreras.

En busca de aumentar los ecos para los venideros intercambios de pensamientos, opiniones y criterios juveniles, el encuentro espirituano se despidió con el compromiso de suplir algunas de sus deudas: ganar visualidad en su convocatoria y seducir a estudiantes y profesores de la Universidad de La Habana.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.