Ecuador: Crece fragmentación en Alianza PAIS – Escambray

Ecuador: Crece fragmentación en Alianza PAIS

La designación de una nueva dirigencia del Movimiento Alianza PAIS, en reunión liderada por Lenín Moreno, aumenta la fragmentación de esa formación política

Ecuador, Rafael Correa, Lenín Moreno, Alianza País
La incertidumbre rodea a muchos de los afiliados a Alianza PAIS. (Foto: PL)

La sesión extraordinaria, realizada en la ciudad portuaria de Guayaquil, por convocatoria del jefe de Estado, contó con la presencia de representantes de 21 de las 24 directivas provinciales de la agrupación.

Durante la cita, los presentes acordaron nombrar como secretario general de PAIS al asambleísta Ricardo Zambrano y en el puesto de segundo vicepresidente quedó designada la canciller, María Fernanda Espinosa.

Ambos funcionarios sustituyen a Gabriela Rivadeneira y Ricardo Patiño, respectivamente, quienes resultaron sancionados por la Comisión de Ética de la organización, con suspensión por seis meses.

La penalidad, aplicada también a otros altos directivos del Movimiento, se debió a la determinación tomada por la entonces dirección nacional, de expulsar como presidente de la formación a Lenín Moreno.

En la reunión, los participantes acordaron además llamar a Convención Nacional, en fecha no definida, lo cual podría echar por tierra la convocatoria realizada por los anteriores dirigentes, para el 3 de diciembre venidero, con invitación al expresidente Rafael Correa, a quien defienden como conductor y líder de la Revolución Ciudadana.

Asimismo, se emitió un pronunciamiento de respaldo a la Consulta Popular, impulsada por el mandatario, que consta de siete preguntas, al menos tres de ellas consideradas como una regresión de derechos por una facción de Alianza PAIS, entre ellos, los recién reemplazados.

A juicio de quienes dirigían la organización, las interrogantes relacionadas con eliminar la reelección indefinida, derogar la Ley de Plusvalía y cesar al actual Consejo de Participación Ciudadana, implican retrocesos a los logros alcanzados.

El encuentro en Guayaquil fue descrito como ilegal por los afiliados a PAIS que respaldan a Correa y critican la política de acercamiento a grupos de derecha, implementada por Lenín Moreno como parte del diálogo nacional, así como sus pronunciamientos contra proyectos puestos en práctica por su antecesor en el Palacio de Carondelet.

Con la sesión extraordinaria y sus resultados, se amplía el distanciamiento entre dos facciones de la misma formación, dividida entre seguidores del exgobernante Correa y quienes respaldan a Moreno y su gestión de gobierno.

A la sazón, el exjefe de estado anunció desde Bélgica, donde reside con su familia desde el 24 de mayo último, cuando concluyó su mandato, su posible retorno a Ecuador esta jornada, cuando se cumplen seis meses de la nueva administración.

El nuevo encuentro de Alianza PAIS y la elección de otra directiva, ensombrece el panorama, sobre todo después que la anterior dirigencia, en comunicado oficial, afirmó que la convocatoria no goza de legitimidad ni validez jurídica.

‘Ante la opinión pública, esta acción demuestra una clara desesperación por maniobrar un golpe mediático en un conflicto interno de una organización política. Advertimos que a esta reunión ni siquiera asistió el quorum reglamentario, que según normativa interna demanda la mitad más uno, de sus miembros’, explicaron.

Igualmente insistieron en que Zambrano y Espinosa son adherentes del Movimiento, más no miembros de la Dirección Nacional, por tanto el grupo reunido en Guayaquil carece de facultad para ejecutar los encargos.

‘Comunicaremos a la Dirección Nacional de Etica y Disciplina que los 11 directores están patrocinando un acto divisionista, que atenta contra la unidad, acciones que caen dentro de las faltas graves de nuestro Régimen Orgánico y Código de Etica’, dispusieron.

En medio de toda esa situación, la incertidumbre rodea a muchos de los afiliados a Alianza PAIS, quienes no esperaban tal fragmentación y votaron por ejecutivos que dieran continuidad a la Revolución Ciudadana.

Por otra parte, la oposición aprovecha la brecha en el interior de la formación política, dividida en dos grupos identificados por muchos como ‘Correístas’ y ‘Morenistas’, y con dos direcciones, que deciden y lideran junto a sus seguidores.

El diferendo ha servido de caldo de cultivo a los medios controlados por la derecha, para intentar desacreditar los avances y bondades de los proyectos aplicados en los últimos 10 años, llamados La Década Ganada, bajo la orientación y guía de Correa.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.