EE.UU.: Rex Tillerson confirmado como secretario de Estado

Rex Tillerson, exdirector general de ExxonMobil, asumirá el cargo de secretario de Estado del gobierno de Trump

Tillerson asumirá su cargo en medio del escepticismo de muchos legisladores sobre la política exterior del Trump.
Tillerson asumirá su cargo en medio del escepticismo de muchos legisladores sobre la política exterior del Trump.

El Senado norteamericano confirmó al exdirector general de ExxonMobil, Rex Tillerson, como secretario de Estado del país, pese a los intentos de los legisladores demócratas por frenar el nombramiento.

Si bien los miembros del llamado partido azul se alinearon mayoritariamente en contra del nominado de Donald Trump, finalmente la propuesta del mandatario recibió 56 votos a favor -los 52 republicanos, tres demócratas y un independiente- y 43 en contra.

De acuerdo con el portal digital The Hill, especializado en temas del Congreso, Tillerson asumirá su cargo en medio del escepticismo de muchos legisladores sobre la política exterior del presidente, incluidas su postura hacia Rusia y su polémica orden ejecutiva sobre inmigración.

El titular de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Corker, felicitó al exejecutivo y resaltó su rol en la conducción de una empresa global de 75 mil empleados, sus profundos nexos internacionales y su comprensión del papel fundamental del liderazgo estadounidense.

A su vez, el presidente de esa misma comisión en la Cámara de Representantes, Ed Royce, publicó en una nota oficial su satisfacción por el nombramiento de Tillerson, a quien definió como un gerente.

Los demócratas hicieron un intento fallido de retrasar la confirmación e incluso trataron de apelar a republicanos para que le negaran su voto, pues varios miembros del partido rojo mostraron sus reservas sobre el candidato, pero los esfuerzos fueron en vano.

Para el senador de la formación azul Chris Murphy, este es probablemente el peor momento para que un presidente sin experiencia de gobierno ni diplomática escoja a un secretario de Estado que tampoco tiene conocimientos de ese tipo.

Como parte de sus audiencias de confirmación, además de enfrentar cuestionamientos sobre sus posturas en torno a asuntos de política exterior, Tillerson enfrentó dudas sobre los posibles conflictos de intereses a partir de su cargo en ExxonMobil.

De acuerdo con el nuevo jefe de la diplomacia, la empresa le pagará en efectivo por los dos millones de acciones que habría recibido en los próximos 10 años y ese dinero estará gestionado de forma independiente en un fideicomiso.

Otro de los temas controversiales que lo envuelven tiene que ver con los encubrimientos de la firma sobre el cambio climático.

Si bien Tillerson dijo reconocer el impacto medioambiental del consumo de hidrocarburos, en 2010 indicó que se desconoce hasta qué punto las emisiones de gases de efecto invernadero influyen en el clima, con lo cual se puede hacer poco para corregir ese daño.

Desde el pasado 20 de enero, cuando Trump asumió la presidencia, el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de la administración de Barack Obama, Thomas A. Shannon, asumió funciones como secretario de Estado Interino hasta que se aprobara al nuevo ocupante de esa posición.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.