Exdirector del FBI acusa a administración Trump de difamarlo tras su despido

James Comey explicó ante el Comité de Inteligencia del Senado que Trump le había manifestado repetidamente que estaba haciendo un buen trabajo al frente del FBI

estados unidos, fbi, donald trump, buro federal de investigacion
El despido de Comey generó una ola de revelaciones y escándalos en torno al jefe de Estado.

El exdirector del Buró Federal de Investigación (FBI) James Comey acusó este ocho de junio al Gobierno estadounidense de difamarlo después de su despido y se dijo sorprendido por las justificaciones que dio el ejecutivo para su destitución.

Al comenzar su testimonio en una audiencia pública ante el Comité de Inteligencia del Senado, el extitular explicó que el presidente Donald Trump le había manifestado repetidamente que estaba haciendo un buen trabajo al frente de la agencia federal.

La Casa Blanca argumentó que el despido de Comey el pasado 9 de mayo se debió a su manejo incorrecto de una investigación sobre los correos electrónicos de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y sostuvo que el oficial había perdido la confianza de los agentes del FBI.

El exdirector se mostró particularmente enojado por las sugerencias del Gobierno de que el FBI estaba en un caos debido a su liderazgo.

‘La administración entonces eligió difamarme y, lo más importante al FBI, diciendo que la organización estaba en desorden y mal dirigida, que la fuerza de trabajo había perdido la confianza en su líder. Esas eran mentiras, simples y sencillas’, apuntó.

El despido de Comey generó una ola de revelaciones y escándalos en torno al jefe de Estado, pues círculos políticos y sociales lo acusaron de querer interferir en la investigación sobre una presunta complicidad entre su campaña y Rusia durante las elecciones de 2016.

La comparecencia del extitular este jueves constituye su primera aparición pública desde la destitución y es seguida en vivo por los medios de comunicación dentro y fuera de Estados Unidos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.