Periódico de Sancti Spíritus

Jatibonico: el viento que ametralló la noche (+fotos)

Aún se cuantifican los daños ocasionados por el huracán Irma en este territorio espirituano

sancti spiritus, jatibonico, huracan irma, viviendas

Más de 300 viviendas del territorio jatiboniquense resultaron seriamente afectadas. (Foto: Oscar Salabarría)

Ella, Cecilia Nelly Castro, asegura que la del 8 se septiembre último ha sido la noche más larga de toda su vida de 87 años. Apenas se atrevió a entreabrir las persianas por donde se colaban imprudentes los chillidos del viento para ver caer, cual castillo de naipes, su añejo platanal. “Esto es una ametralladora de aire”, susurró y se aferró al sillón de los mediodías a esperar el amanecer.

Pero la mañana fue una prolongación de la oscuridad, que trajo más vientos y lluvias; más árboles cayendo de raíz, cultivos arrollados y techos levantando vuelo. Irma seguía haciendo estragos al por mayor por la costa norte y en Jatibonico parecía que estaba, como quien dice, al cantío de un gallo.

Rolando Rodríguez Quincoses, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, insiste en puntualizar que las cifras, esas que reclaman siempre los reporteros, no son la expresión exacta de los daños, pues muchos aún no han podido cuantificarse y otros van sumando números a medida que se detectan nuevas afectaciones.

No obstante, para que se tenga una idea, en el municipio solo hasta el martes en la mañana se reportaban cerca de 40 viviendas derrumbadas totalmente y de manera parcial una cifra superior a las 300. Mientras, alrededor de 260 presentaban algún grado de destrucción de los techos y casi 70 lo perdieron completamente. Dos casas de mampostería sucumbieron por la caída de árboles y algunos edificios multifamiliares fueron despojados de sus mantas impermeables.

sancti spiritus, jatibonico, huracan irma, viviendas

Alrededor de 260 viviendas presentaban algún grado de destrucción. (Foto: Oscar Salabarría)

Igualmente resultaron lacerados numerosos centros estatales, fundamentalmente en las cubiertas, entre ellos consultorios médicos, la Casa de Abuelos, panaderías, bodegas, la dulcería La Fama y varias escuelas, como el centro mixto Raúl Galán y el politécnico Antonio Ávila, mientras los daños más significativos se concentraron en la especial Valle Grande.

Etecsa reportó averías en postes y cables, lo mismo que la Empresa Eléctrica, cuyo servicio ha comenzado a restablecerse paulatinamente luego de varios días de obligado “apagón”.

Otro blanco en la diana de Irma resultó la agricultura, con severos daños a cultivos varios, como frijol, tomate, plátano, boniato, maíz y frutabomba, entre otros. Por su parte, la Unidad Empresarial de Base Atención a Productores Agropecuarios registró más de 27 854 hectáreas con afectaciones.

Pero al menos algo bueno trajo el ciclón: las lluvias incrementaron los volúmenes de agua almacenada y ayudan, particularmente, a saciar la inmensa sed de la presa Lebrije, que mantenía en jaque el abastecimiento a la población de Jatibonico. En las últimas horas acumulaba ya 76.189 millones de metros cúbicos de agua, cifra que representa más del 75 por ciento de su capacidad.

Apenas Irma dijo adiós a la isla, comenzaron las tareas de recuperación, que no cesarán hasta que vuelva, por fin, la luz del amanecer.

sancti spiritus, jatibonico, huracan irma, viviendas

Viviendas que muestran las huellas de Irma en su paso por Jatibonico. (Foto: Oscar Salabarría)

ARROYO BLANCO: MENCIÓN APARTE

Los habitantes de Arroyo Blanco aseguran que allí se vivieron los embates más fuertes del huracán en territorio jatiboniquense. Al menos así muestran los rastros del huracán, con serios perjuicios al fondo habitacional y la economía.

En este último caso, resultan significativos los destrozos en la entidad de Flora y Fauna, sobre todo en almacenes de carbón, el techo del taller de maquinarias, la finca de genética, plantaciones de plantas proteicas, bosques de eucalipto y acacia, además de la muerte de dos crías de equinos por causa de las lluvias intensas.

Según datos aportados a la periodista Mairelys Valdivia Díaz por Toribio Manuel Rodríguez Luzardo, presidente del Consejo Popular y Camilo Herrera Brito, máximo representante del Consejo de Defensa de la zona, la escogida R12K sufrió alteraciones en el techo y, como consecuencia de la humedad, se perdieron 2 toneladas de tabaco. En la Granja Avícola, mientras tanto, se afectaron tres naves, murieron animales y se perdieron más de 10 000 huevos destinados a la reproducción por roturas en la incubadora y el grupo electrógeno.

Asimismo se reportaron daños en las vaquerías La República y La Victoria, el estadio y el parque local; el Círculo Social Obrero de San Joaquín, tiendas de víveres de varias comunidades y el camino que comunica a Arroyo Blanco con la Zona Protegida Lebrije.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.