Periódico de Sancti Spíritus

La luz de Maikel

El Premio Calendario, lauro literario más importante que otorga la Asociación Hermanos Saíz, reconoció este año la obra de un joven escritor espirituano

sancti spiritus, asociacion hermanos saiz, ahs

Maikel Rodríguez Calviño mereció el lauro en la modalidad de Literatura para niños y jóvenes. (Foto: Ismael Francisco)

Otra vez retoma los caminos de diversos mundos fantásticos. Regresa a las páginas impresas con el propósito de llamar a la reflexión sobre situaciones tan cercanas como la vida misma. Gracias a ese don de fabular sin ataduras y por el dominio de la técnica narrativa, Maikel Rodríguez Calviño mereció el lauro en la modalidad de Literatura para niños y jóvenes del Premio Calendario.

En esta ocasión, ese joven escritor espirituano recibió el galardón literario más importante de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) por su texto La isla iluminada, que presenta nueve cuentos, donde sus protagonistas, niños y niñas, tejen historias cotidianas.

“De manera divertida y jocosa hablo de diversas temáticas como la construcción de identidades; la violencia escolar, conocida como bullying; las necesidades de autoaceptarse y autoconocerse y cómo a partir de allí se pueden generar relaciones con las demás personas; problemáticas relacionadas con la emigración y la amistad; así como la capacidad que tenemos de convivir en un entorno familiar disfuncional”, relata quien recibió el premio en las jornadas de la XXVI Feria Internacional del Libro de La Habana 2017.

Para Rodríguez Calviño uno de los grandes sueños es que cuando ese texto salga a la luz, en la venidera edición del mayor suceso  cultural cubano por la Editora Abril, cada uno de sus vocablos comparta espacio con ilustraciones de su propia autoría.

“Hace mucho tiempo que no dibujo, pero me encantaría que para La isla iluminada se logre. Con anterioridad publiqué ilustraciones para diversas revistas como Extramuros, portavoz del Centro Provincial del Libro y la Literatura de La Habana”, añade.

En el 2016, su novela Cerezas al óleo mereció mención en la misma categoría de este año por la caracterización certera de cada uno de sus personajes, una historia con ciertos vicios de terror gótico, que transcurre en Sancti Spíritus y se relaciona con la obra pictórica de Oscar Fernández Morera, uno de los pintores emblemáticos de esta ciudad.

Además del importante galardón, Maikel Rodríguez Calviño ha sido noticia en la XXVI edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana por la publicación de otro de sus volúmenes: Fantasmacromía, gestado por Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holguín, como premio por haber obtenido la Beca de creación literaria La noche 2014.

Puertas de papel, el que salió a la luz ahora y La isla… son mis tres libros de cuentos. Cada uno se desprende del anterior y en ellos trato de una forma muy particular lo que a mi juicio le preocupa al público infantil. Lo que en sus páginas se analiza desde una perspectiva diferente porque he evolucionado como escritor”, relata.

Fantasmacromía está integrado por 14 narraciones breves fantásticas y de terror y debe su nombre a una de las historias que cuenta la vida de un fantasma niño que decide pintarse con muchos colores. Por esa razón es juzgado por personajes como el fantasma de Canterville, de Oscar Wilde, y María Antonieta, decapitada, quienes no aceptan la violación de las normas establecidas.

El currículo de Maikel Rodríguez Calviño exhibe no solo esos lauros, sino el Premio La Edad de Oro 2011 por Puertas de papel y la publicación en editoriales nacionales como Gente Nueva. Sin dudas, tantos éxitos lo conducen por el camino certero para cumplir uno de sus grandes anhelos: ser un escritor con la capacidad de llegar a muchas personas y crear un producto cultural capaz de aunar cientos de subjetividades.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.