Los hijos de la perseverancia – Escambray

Los hijos de la perseverancia

sancti spiritus, salud publica, infertilidad,
El moderno equipo de ultrasonido permite realizar el seguimiento a las pacientes. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

A dos años de la creación del Centro de reproducción asistida para la atención a la pareja infértil, en Sancti Spíritus, ya se constatan los frutos de la asistencia médica integral en alianza con la tecnología

Es martes. Laritza Álvarez y Yunior Martín viajan hasta Sancti Spíritus. Ella tiene 27 años; él, 32. Besan sus noches desde hace seis años. Construyen su relación con deseos y proyectos; tropiezos y flores. El sueño de tener un hijo, que en susurros han dibujado con ojos como los de ella y labios como los de él, les guía los pasos hasta el Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos.

“Salí embarazada hace cinco años, pero se me presentó un aborto, llevo un año sin cuidarme y nada”, apenas unas palabras resumen toda su incertidumbre; el ginecobstetra escribe. 

Fue en el 2015 cuando la consulta surgida en Sancti Spíritus en los años 80 para atender a las parejas con dificultades en la concepción de un hijo, se transformó en el Centro de reproducción asistida para la atención a la pareja infértil, a partir de una reparación capital que, además de optimizar las condiciones de los locales, los dotó de equipamientos con tecnología superior y posibilitó diversificar los servicios.

Desde esa fecha hasta la actualidad, la renovación ha traído nuevas respuestas a las parejas y sumado festines de canastillas. Unos más complejos que otros, cada procedimiento cobra significado excepcional cuando la fecundación deja de ser la meta para convertirse en el premio.

FOTO DE FAMILIA

La remodelación de esa área médica hace dos años forma parte de una política gubernamental que persigue incrementar los índices de natalidad en el país, elemento que alcanza mayor impacto en el territorio si se tiene en cuenta que es el tercero más envejecido de Cuba.

Según el doctor Rubén Monteagudo Morgado, especialista de primer grado en Ginecobstetricia y quien imparte la consulta de infertilidad, desde que inició 2017 hasta la fecha se registran más 1 100 pacientes, cifra superior a la alcanzada en igual periodo del año pasado.

El galeno considera que, al conocer los recursos que existen actualmente, las parejas han acudido al área de salud de su municipio para solicitar ayuda. En esta son atendidos por la consulta multidisciplinaria que incluye la realización de varios complementarios, entre ellos el espermiograma, de modo que cuando los pacientes se remiten al centro provincial gran parte   llega con la causa de la infertilidad identificada.

Uno de los equipos instalados en el 2015 en esta área fue el de ultrasonido, que ha permitido realizar el seguimiento folicular diario a las pacientes. Sobre su importancia resume Zeida Rosa Seoane Pereira, enfermera del Centro de reproducción asistida desde hace 20 años: “Nosotros hemos tenido pacientes que con solo indicarles los días de la ovulación han salido embarazadas”.

La asistencia médica integral, en alianza con la tecnología, se refleja en los números, si bien en el 2015 se lograron 22 embarazos, al siguiente fueron alrededor de 50 y en el actual ya suman más de 30, con una ventaja de ocho gestaciones más que en igual fecha del pasado año.

Zeida Rosa compara el trayecto hacia la concepción de un hijo como una carrera de resistencia, no de velocidad. “Después de un año sin protegerse, si la pareja no ha logrado el bebé debe asistir a la consulta. Las pacientes siempre tienen preguntas nuevas, sobre todo si les dolerán las pruebas, les explico que son muy incómodas, pero no dolorosas, de esa manera sentirá menos temor”.

A partir del procedimiento de inseminación artificial intrauterina, el más complejo que se realiza en la provincia, este año ya se han logrado dos gestaciones, un resultado superior al del 2016, que no hubo ninguna.

“En el proceso que se realiza para mejorar la calidad de los espermatozoides con vista a la inseminación antes se empleaba el bicarbonato, ahora se está realizando con otra sustancia y ya se están viendo los resultados”, aseguró el ginecobstetra.  

La conquista de ese sueño que se llama hijo trasciende las fronteras provinciales: ante los intentos fallidos de inseminación artificial intraútero en el territorio las pacientes son remitidas hacia Cienfuegos, donde les aguarda la inseminación in vitro, que el pasado año aportó dos engendramientos.  

sancti spiritus, salud publica, infertilidad
Más de 1100 consultas se registran en este año, cifra superior en igual periodo de 2016. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Prevenir

Después que una pareja decide asistir a la consulta de infertilidad, el equipo multidisciplinario investigará el caso para corregir los factores ambientales y/o biológicos que les impiden a los pacientes el advenimiento de un nuevo miembro para su familia.

“Nosotros hicimos un estudio que arrojó como la causa número uno de infertilidad el ovario poliquístico. Muchas de esas pacientes son obesas, y hemos logrado el embarazo a partir de medicamentos, la corrección de la obesidad, así como los otros factores de riesgo que puedan tener”, refirió Monteagudo Morgado.

No obstante, los especialistas insisten en que preservar la salud sexual y reproductiva en hombres y mujeres es mejor que tratarla cuando ya se ha afectado. De ahí que alcoholismo, tabaquismo, drogas, aborto, infecciones de transmisión sexual (ITS), así como el manejo laboral con líquidos para la fumigación agrícola son algunas de las condicionantes que atentan contra la fertilidad.

Respecto a las ITS, el doctor Rubén aseveró que dejan secuelas en el sistema reproductor femenino, sobre todo en las trompas, por ejemplo, la clamidia ocupa del 80 al 90 por ciento de las parejas con obstrucciones tubáricas y se reporta de un 30 a un 40 por ciento de los hombres que acuden a esta consulta.

Una pareja interrumpe la entrevista:

—Doctor usted nos citó hoy…

—Sí, los atiendo en un momento.

Los jóvenes se aferran a la ciencia. Una cirugía testicular posibilitará extraer los escasos espermatozoides de él para luego combinar esta técnica con la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides en la que basta uno de buena calidad para fertilizar al óvulo. La Habana les espera. No hay distancias ni obstáculos si el viaje los acerca al arrullo de un bebé. 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.