Nivelación de terrazas eleva rendimiento del arroz – Escambray

Nivelación de terrazas eleva rendimiento del arroz

Priorizan en Sur del Jíbaro el trabajo de emparejar el terreno a través del empleo de la tecnología láser

sancti spiritus, arroz, arrocera sur del jibaro, la sierpe
Los operadores suplen la falta de maquinaria con la aplicación del doble turno de labor. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

En el programa que desde hace un tiempo se acomete en la Empresa Agroindustrial de Granos (EAIG) Sur del Jíbaro para recuperar integralmente la infraestructura arrocera, hay una actividad que sobresale por su impacto directo en el cultivo: la nivelación de las terrazas mediante la utilización de la tecnología láser, labor retomada el pasado año a raíz de la entrada de equipamiento especializado y que para el 2017 planifica extenderse a unas 700 hectáreas.

Lázaro Gómez González, jefe de la Unidad Empresarial de Base Alfredo Tomás Calzada a la cual pertenece la Brigada Láser, comentó a Escambray que el trabajo actual define una nivelación más simplificada del campo si se le compara con el que se realizaba en los años 90 del pasado siglo, cuando el país impulsó la recuperación de las terrazas planas, empeño que se vio frenado por el impacto del período especial.

“Hemos trabajado en varias unidades productoras en terrenos desnivelados, pero con alto potencial productivo. Ya los operadores tienen más experiencia y esta es una de las acciones principales que contribuye a incrementar el rendimiento del arroz; las 115 hectáreas que se ejecutaron en el 2016 estaban a tres toneladas por hectárea, y subieron a siete”, destaca Lázaro Gómez.

Como parte de la acción de emparejar el área, se recuperan las terrazas y los canales, baja el consumo de agua y se logra más uniformidad en la germinación y maduración del arroz, con la consiguiente influencia en todo el ciclo del cultivo, en la cosecha y en la disminución de las pérdidas agrícolas, señaló la propia fuente.

Según explican los especialistas, el equipo láser emisor se programa a la altura indicada y transmite la señal al equipo receptor, instalado en la traílla, y esta es llevada a un panel de control en la cabina del operador para bajar o subir el implemento de movimiento de tierra según la nivelación requerida.

La asignación de una brigada en función de este programa —integrada por cerca de 20 medios, entre ellos traíllas, cargadores, camiones, motoniveladoras y lamplenes— ha posibilitado avanzar en la importante labor; no obstante, el hecho de que la totalidad de las áreas arroceras —más de 30 000 hectáreas— requieran la nivelación destapa la necesidad de aumentar el equipamiento a fin de recuperar las terrazas en el menor tiempo posible, uno de los caminos imprescindibles para rescatar la infraestructura e incrementar la producción del cereal.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.