Nuevos boletos espirituanos para Centroamericanos de Barranquilla

Los boletos vinieron de las manos del arquero Adrián Puentes y de Rafael Rosendi, quienes integraron el equipo Cuba que ganó el Festival Deportivo, en Guatemala

sancti spiritus, tiro con arco, adrian puente, juegos centroamericanos y del caribe
Esta sería la primera incursión del arquero espirituano en citas regionales. (Foto: ACN)

Casi al unísono, Sancti Spíritus sumó en los últimos días dos boletos a los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, a celebrarse del 20 de julio y hasta el 5 de agosto de 2018, en Barranquilla, República Dominicana.

 Uno vino por las flechas de Adrián Puentes, quien garantizó su presencia tras lograr medalla de bronce como parte del equipo cubano que intervino en el Festival Deportivo, con sede en el estadio Doroteo Guamuch Flores, de Guatemala.

Puentes hizo trío con Juan Carlos Stevens y Hugo Franco, quienes vencieron en cuartos de final a Venezuela y Puerto Rico, ambos (6-0) y cayeron en semifinales ante Colombia (5-1).

Esta sería la primera incursión del arquero espirituano en citas regionales, un resultado que considera muy meritorio tras asistir al evento con 19 días sin entrenar por lesión.

 Un valor agregado de esta participación de Puentes,  quien en la ronda olímpica individual cayó en cuartos de final ante el guatemalteco Thomas Flossbach,  es que la medalla bronceada le suma desde ahora puntos al ranking mundial con vistas a los Juegos Olímpicos Tokío 2020.

 El otro cupo centroamericano para Sancti Spíritus lo consiguió Rafael Rosendi, quien integró el equipo que ganó el Festival Deportivo, también en Guatemala y estuvo conformado por los estelares Manrique Larduet y Randy Lerú, y los menos experimentados Alberto Leyva y Yordanis Guerra. El colectivo sumó 240.400 unidades  y superó a Venezuela por seis puntos.

 Para Rosendi estos serían sus segundos Juegos Centroamericanos y del Caribe. Su debut se produjo en el 2014, en Veracruz, México, donde ganó medalla de bronce.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.