Para atacar a Venezuela, OEA se ha olvidado de problemas del continente

El exembajador de Venezuela en la OEA Roy Chaderton, consideró que el Secretario General de esa instancia, Luis Almagro, fracasará en su intento de aplicar la Carta Democrática en la nación suramericana

Roy Chaderton, Venezuela, OEA
Almagro no va a tener votos para ejecutar la Carta Democrática, aseguró Chaderton. (Foto: PL)

La iniciativa y el empeño de Almagro de sacar a Venezuela de la Organización de Estados Americanos le van a costar caro, aseguró en una entrevista concedida este viernes al programa A Tiempo, trasmitido por Unión Radio.

No va a tener votos para ejecutar la Carta Democrática, se va a quedar solo, aunque hay algunos países, tipo judas, con deseos de aplicarle alguna sanción a nuestro país, sin asidero posible, comentó.

Ellos, reiteró, intentan convertirse en héroes, pero sabemos que no tienen argumento para aplicar su sanción.

Según su opinión, con Almagro en la secretaría, la OEA olvidó ocuparse de la violación de los Derechos Humanos, la pobreza extrema, el terrorismo y muchos otros problemas sociales del continente.

Ha dejado muchas responsabilidades de lado, solo para enfocarse en atacar a Venezuela, comentó.

Asimismo, reprochó la posición de los principales dirigentes de la oposición venezolana, a los cuales acusó de querer desestabilizar al país y crear una matriz de opinión negativa en el contexto internacional.

Estos dirigentes presentan sus informes ante Colombia, Brasil y Estados Unidos para que Venezuela no sea reconocida internacionalmente y, así, promueven la injerencia aquí, afirmó.

Esa actitud es condenable. El Gobierno Bolivariano está totalmente abierto al diálogo para dirimir las diferencias entre los principales actores políticos, pero la oposición parece que no, cuando incluso el imperio simula estar con el diálogo, manifestó.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.