Periódico de Sancti Spíritus

Persiste la sequía en Cuba, Sancti Spíritus entre las provincias más afectadas

Los municipios espirituanos de Cabaiguán, Jatibonico, Taguasco y Yaguajay tienen un  mayor impacto por la falta de lluvia

sancti spiritus, sequia, meteorologia

Vista del río Zaza desde la carretera Sancti Spíritus-Yaguajay. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Aunque junio es considerado el segundo mes del periodo estacional lluvioso y el de mayor acumulado, finalizó con un 39 por ciento de todo el territorio nacional con déficit en su acopio.

Un seis por ciento recibió la calificación de sequía severa a extrema, un 11 por ciento moderada y un 22 por ciento débil, reveló el Boletín de la Vigilancia del Clima, del Instituto de Meteorología, en su más reciente edición.

Especificó que la escasez más significativa se concentró en las regiones central y oriental del país, sobre todo en las provincias de Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Solo durante el sexto mes del año se reportaron 40 municipios con más del 25 por ciento de sus áreas con indicadores de moderados a extremos, y de ellos 10 por encima de un 75 por ciento, en particular Yateras (Guantánamo), Colombia (Las Tunas) y Florencia (Ciego de Ávila) los de mayores magnitudes.

Sin embargo, en el análisis correspondiente al último año, el índice ascendió a un 56 por ciento de toda la nación, donde un 20 por ciento de la sequía fue de severa a extrema, el 16 por ciento  moderada y un 20 por ciento débil.

Las áreas de mayor impacto correspondieron a las provincias de Pinar del Río, Artemisa, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas y Granma.

Un grupo de 72 municipios padeció sus efectos en más de una cuarta parte de sus zonas y de ellos los más críticos fueron Cruces, Lajas y Rodas (Cienfuegos); así como Caibarién, Cifuentes, Encrucijada, Placetas, Ranchuelo, Remedios y Santa Clara (Villa Clara).

Los restantes fueron Cabaiguán, Jatibonico, Taguasco y Yaguajay (Sancti Spírius), al igual que Baraguá, Ciego de Ávila, Ciro Redondo y Florencia (Ciego de Ávila).

Respecto a los ciclones tropicales, se desarrollaron dos tormentas, lo que provocó que fuera un mes más activo que lo normal: Bret se originó el día 19 sobre el grupo sur de las Antillas menores y Cindy lo hizo por la tarde del 20 en el golfo de México.

Hasta el momento se han formado tres tormentas tropicales en lo que va de la actual temporada ciclónica, del primero de junio al 30 de noviembre, para la Cuenca Atlántica y el golfo de México.

Julio es el mes que menos precipitación aporta al período lluvioso, aunque se produce un notable incremento de la intensidad del Anticiclón del Atlántico y de su influencia sobre la nación.

Esto último genera una importante disminución de las lluvias en relación con junio, aunque ocurren chubascos y tormentas eléctricas, principalmente durante la tarde y primeras horas de la noche, asociadas al paso de sistemas migratorios de la zona tropical, tales como las ondas y las bajas tropicales, así como al calentamiento diurno.

Normalmente, su temperatura media se incrementa en comparación con junio y es frecuente un período muy caluroso, uno de los dos meses más ardientes del año en Cuba.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.