¿Qué aportó la Sub-23 a Sancti Spíritus? – Escambray

¿Qué aportó la Sub-23 a Sancti Spíritus?

Esta nueva generación de peloteros espirituanos mostró una propuesta que intenta ser diferente

sancti spiritus, beisbol sub 23, campeonato nacional de beisbol sub-23
La dirección está contenta porque lo dieron todo en el terreno, señala Lázaro Martínez. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Serie Nacional Sub 23: Chacaleo manigüero en el Huelga

En las afueras del estadio José Antonio Huelga un grupo de muchachos juega fútbol. Paradojas de la lógica. Dentro, por el bullicio, semeja un graderío lleno, a pesar de que, como casi siempre, está semivacío.

Se disputa el último cupo de la zona oriental en el partido entre Sancti Spíritus y Ciego de Ávila. “Estaba jugando fútbol afuera y oí un ruido. Es la primera vez que entro al Huelga en esta serie. El juego está bueno y quisiera que clasificaran”, dice Alejandro y se suma a la lluvia de aplausos.

Anécdota aparte, este es, quizá, uno de los mayores aportes que la IV Serie Nacional Sub-23 dejó para Sancti Spíritus: atraer aficionados al estadio. En eso le va la vida al béisbol cubano. Por eso el cierre de la fase regular deja acá un buen sabor, pues a esa hora pocos reparan en que, a fin de cuentas, quedamos fuera, otra vez cuando, minutos después de la victoria de los Gallitos, Holguín consiguió la clasificación.

Sin embargo, resulta innegable que esta nueva generación de peloteros mostró una propuesta que intenta ser diferente, al menos en la manera de proyectarse en el terreno. Luego de un inicio incierto, su sexto lugar resume como una actuación muy meritoria por el saldo favorable en victorias y derrotas (23-17) con solo una subserie perdida ante Santiago de Cuba, por barrida, que al final les costó el boleto, pues se quedaron a un juego de conseguirlo.

Pero el aporte más importante está en el futuro que puede deparar a Sancti Spíritus, urgido como está de regresar a los planos clasificatorios de la Serie Nacional. Colectivamente sus indicadores quedaron por encima de la media nacional. El elenco de Lázaro Martínez supo combinar sus habilidades para correr y tocar con el bateo profuso. Su average de 284 fue el cuarto de la justa al igual que en los hits conectados con 366. Si algo hizo la diferencia fue el robo de bases, ya que con el liderazgo de Rodoleisi Moreno fueron los cuartos con más estafas (31), sin dejar de recordar que en los inicios el mal corrido les costó más de un encuentro.

En un torneo donde se pifió de más, los yayaberos cometieron 54 errores y fildearon para 965 y fueron quintos, en tanto en la receptoría entre los capturados y los robos fue favorable al primero.

Para un elenco que perdió temprano dos de sus principales cartas, Javier Vázquez y Aldo Conrado, hay que ver con buenos ojos la efectividad de 3.60 PCL, con bateo contrario de 260, además de propinar 22 ponches (sextos), aunque en los boletos hubo excesos, con 170 concedidos, el cuarto staff que más regaló.

Varios nombres descollaron durante la campaña y deben subir la parada a la hora de la selección final de los Gallos. Una de esas revelaciones resultó el propio Rodoleisi al incluirse entre los primeros del país en varios departamentos y combinar rapidez y habilidad. Así lideró las bases robadas con 19 y las veces al bate (161); fue tercero en hits (58) y anotadas (33), y sexto en bateo (360).

Pero si a alguien la campaña le vino como anillo al dedo fue a Javier Valdivia, quien finalmente explotó lo que había mostrado en las categorías inferiores, cuando se coló en el Cuba varias veces.

Además de defender con prestancia el campo corto, Valdivia fue el máximo impulsor del elenco y décimo del país con 28, el de mayor slugging (464) y más extrabases  (nueve dobles, dos triples y tres jonrones) y fue el segundo que más carreras produjo (52).

Con un staff que se anuncia preocupante, reconforta la labor de Camilo Tamayo, líder del box, con 2.35 PCLl y primero en victorias de toda la justa, con ocho, y bateo contrario de 226; Pedro Álvarez (6-4), quien está listo para hacer lo que mejor sabe: abrir partidos, en tanto Ramón Zúñiga se pinta solo como cerrador al ser líder en salvados con 8, 2.23 PCL, 194 de bateo contrario, 27 ponches en veinte entradas y dos tercios, además de sus tres triunfos sin revés y sus 90 millas de velocidad. A otros como Humberto Delgado (4-3) y Oslando Valdivia (2-3) también debemos verlos en la lomita desde agosto.

Sé que ahora dirán que en la Nacional sube la exigencia. Eso está claro, pero para todos los integrantes lo más notorio estuvo en las posibilidades de desarrollarse jugando.

De momento ya varios forman parte de la preselección para la Serie Nacional. Solo falta dejarlos crecer, como apunta Lázaro Martínez, quien al cierre del último choque compartió lágrimas con sus muchachos: “El equipo luchó hasta el último momento, fue subiendo en el torneo, y aunque el objetivo era clasificar, la dirección está contenta porque lo dieron todo en el terreno”.

Ahí advertí algo que a veces nos falta: dolor y vergüenza por la derrota y hasta una cierta redención interna por tratar de dejar una mejor imagen ante el público luego del incidente de días pasados: “El equipo se levantó y siempre quiso llegar a Santiago”, aseveró el director.

Al margen del acto repudiable, la Sub-23 espirituana jugó con amor. También con un poco de ardor, garra y animosidad, como quien propone a distancia una hemodiálisis colectiva. Y ese es, al menos para mí, el mayor aporte.

Deja también la enseñanza de que en aquel partido que se nos escapa cuando la victoria está en las manos, puede estar la diferencia entre clasificar o quedarse, aunque sea con las botas puestas. Y eso, créanme, aún tenemos que aprenderlo.

9 comentarios

  1. Si lo dieron y recibieron de todo una especie de dojo en tv

  2. Cuando respetamos la opinion ajena,no solo hacemos un acto de justicia y democracia.Nos resp[etamos a nosotros mismos.Gracias

  3. damian roa cruz

    Lo dieron todo en el terreno; por dar dieron (y recibieron) hasta golpes.

  4. Excelente comentario de mi tocayo….y me uno a su optimismo para este ano…esperemos ver el huelga lleno otra ves y no de jugadores de fútbol a su alrededor…la gente va cuando los peloteros se comprometan a dar espectáculo que es el respeto a la afición….como también de los periodistas mantener informado al publico que creo en sus a decaído mucho…cuantas veces han preguntado por aquí preocupándose por serrano y nadie es capaz de responder..es como si fuera de otro planeta…si queremos que el béisbol salga adelante en general se debe respetar a los aficionados que lo siguen…sino hay afición no hay beisbol

  5. ¿Alguien sabe en qué situación anda Serrano?

  6. Angel del Monte

    Javier Valdivia, logró una buena campaña, a los 23 años. Pero ojo con su defensa en el campo corto. Cometió algunos errores claves en derrotas o en el desmoronamiento de la defensa del equipo. También está entre los diez peloteros que más errores cometieron en el torneo (13 en total) Su relación de boletos y ponches es alarmantemente negativa (5 boletosy 18 ponches) En una serie clave como la que se jugó frente a Santiago de Cuba su bateo fue prácticamente nulo. Estos son a mi entender algunas de sus zonas débiles. Alerto para que en su preparación los entrenadores (que lógicamente conocen esto mejor que yo) trabajen en esa dirección. Me gustaría verlo de regular esta campaña. En las últimas temporadas, siempre el campo corto de Sancti Spíritus ha sido un problema, allí se han desempeñado peloteros de otras provincia para resolver la situación. Creo que Moreno debe salir al terreno en la segunda base, se lo ha ganado y tiene más habilidades naturales que el resto de los preseleccionados. Mencía también merece oportunidades. Tengo una preocupación, cómo se reparten el jardin izquierdo y el designado entre Cepeda, Daviel y Eriel, ya que por su edad este último no podrá asumir totalmente la receptoria, máxime atendiendo a las exigencias del juego diurno y las difíciles condiciones de los terrenos, estos y sus viejas lesiones son un elemento a tener en cuenta también en el caso de Cepeda. La defensa de Daviel en el cuadro es su lado flaco, esto será un dolor de cabeza para José Raúl. Este año soy más optimista que nunca con los resultados del equipo, veo material para trabajar…Hechos y no palabras…Eso espera la afición…

  7. Felix González

    claro está son 222 faltaron 200 en la cifra publicada en el articulo
    gracias soy trinitario, que sigue los equipos espirituanos a pesar que vivo en Cienfuegos hace 25 años.
    saludos,
    y que pasa verdaderamente con Serrano que ni se menciona.

  8. Amigos, en el párrafo referido a que el equipo fue sexto en ponches con “22”, sin dudas debe haber un error!!!

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.