Remodelan línea de arroz precocido en el molino Ángel Montejo

Como parte de la reparación capital en el molino Ángel Montejo, se trabaja también para llevar a su plena capacidad esa producción

arroz, alimentos, Sancti Spíritus, Cuba
La línea de precocido tiene una capacidad de 25 toneladas diarias.

Llevar la producción de arroz precocido a la máxima capacidad instalada y diversificar la comercialización del alimento es el propósito esencial de los trabajos de remodelación que se acometen actualmente en esa línea productiva, montada hace más de 30 años en el molino espirituano Ángel Montejo y única de su tipo en el país.

Alien Veitía Pérez, director de la planta industrial, declaró a Escambray que se labora en la reparación de las vigas y la cubierta de la nave, así como de la propia línea con vistas a rescatar la capacidad de arroz precocido de 25 toneladas diarias en sacos de 50 kilogramos.

“Se ha estado produciendo un nivel de arroz precocido con destino, principalmente, al mercado en divisa, pero vamos a ampliar la entrega y extender la comercialización y además pensamos más adelante introducir formatos más pequeños. Este es un arroz más saludable y que eleva el rendimiento industrial, de cada 100 libras que se llevan al proceso quedan 70 para consumir”.

Junto a estas acciones en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Ángel Montejo, perteneciente a la Empresa Agroindustrial de Granos (EAIG) Sur del Jíbaro, se transita por la fase final de la reparación capital del molino que incluye el montaje de un nuevo equipamiento de procedencia brasileña que duplicará la capacidad de procesamiento de arroz.

Según la propia fuente, la inversión se encuentra al 96 por ciento de la ejecución y solo está pendiente el arribo al país de tres equipos necesarios para completar la reposición tecnológica de la planta.

Precisó Veitía Pérez que la industria debe reanudar su funcionamiento para fines de año con la campaña de frío y, además de elevar la capacidad de procesamiento de 35 toneladas diarias a 70, la nueva línea de molinado contribuirá a mejorar la calidad del grano que se entrega al consumo nacional.

Con un alcance en valores próximo al medio millón de pesos, la inversión introduce mayor eficiencia y avances tecnológicos como la electromecánica y la neumática (accionamiento por aire), a la vez que ha posibilitado dotar a la industria de mejores condiciones de trabajo y de higiene, en sentido general, para cumplir las normas de inocuidad del alimento.

La nueva tecnología tiene un marcado impacto ambiental porque elimina la emanación de polvo que pueda afectar a la población aledaña a la planta, situada en la barriada de Colón, en la ciudad espirituana.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.