Periódico de Sancti Spíritus

Resumen de un año atípico

Marcado por temas y acontecimientos inusuales, así como por la conmoción popular derivada del deceso del líder histórico de la Revolución cubana, el 2016 fue para la columna que da voz a los lectores en Escambray un período sui géneris.

Aunque vieron la luz bajo el rótulo que la identifica un total de 36 secciones, en cuatro de las cuales se atendieron dos o más cartas, no se puede medir numéricamente la atención a quienes remiten sus misivas al órgano de prensa provincial únicamente por estas estadísticas. La afirmación puede constatarse en las ediciones impresas: fuera del espacio de correspondencia vieron la luz numerosos trabajos que recogen el sentir popular o que fueron concebidos a partir de opiniones llegadas a la redacción del órgano.

No obstante, comencemos por reseñar las cuestiones que motivaron las cartas luego del resumen del pasado año, recogido el 2 de enero, donde se daba cuenta de la vía alternativa que en colaboración con la Asamblea Provincial del Poder Popular permite encausar disímiles asuntos.

Temas de corte jurídico, como la reclamación de una trabajadora ante lo que consideraba una medida injusta; sugerencia relativa a modos incorrectos de actuación, reclamación ante una entidad productiva perteneciente a las FAR, petición de asilo para un anciano y quejas ante la deficiente calidad de las cajitas decodificadoras de señal televisiva estuvieron en la diana de quienes nos escriben.

También, defectos en las cafeteras del módulo de inducción vendido a comienzos de año, el cobro a peso de las guaguas Diana, la falta de agua en determinados barrios o asentamientos, la morosidad en el reintegro del dinero ante el defecto de un refrigerador comprado en CIMEX, problemas de urbanización en caserío espirituano y deficiente servicio gastronómico de cuentapropistas y del Estado figuraron entre los motivos de insatisfacción.

La vox pópuli no dejó fuera del escrutinio otras aristas del quehacer cotidiano, como la demora asociada a la venta de pasajes por un nuevo sistema en la terminal interprovincial, el cobro de la electricidad y la asignación de círculos infantiles, los subsidios, la asistencia social a domicilio y los reclamos de mejoras en el servicio de corriente eléctrica en sitios donde la reciben por tendederas. No siempre el lector salió con la razón y así se hizo constar.

A ese cúmulo de asuntos se sumaron criterios sobre los precios de los pasajes por parte de los boteros, acerca del movimiento de Edificios Modelo y de la proliferación de vectores en solares yermos de la ciudad del Yayabo, cuyos vecinos resultan afectados por la demora en sanearlos.

Como si no bastase con la inclusión en esta lista de especificidades que no suelen matizar el espacio dedicado a los lectores, el 2016 se mostró sui géneris, además, por ser el año del aniversario 35 de creado el mismo. Ello motivó la publicación de tres secciones que ayudaron a rescatar la historia de la columna, con entrevista a la periodista fundadora y al autor de la primera carta publicada, así como con remembranzas de un exdirector del órgano al respecto.

La estrategia de búsqueda de respuestas y explicaciones antes de publicar el tema como la más socorrida, aunque no la única, no impidió el envío de respuestas por parte de las entidades implicadas. Con solo tres casos, resultaron esclarecedoras y útiles las comunicaciones de la Dirección Provincial de la Vivienda, la División Nacional de Copextel y el Minsap sobre asuntos de su competencia.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.