Sancti Spíritus exhibe un discreto incremento del índice de boscosidad

En relación con el 2015 Sancti Spíritus en el año recién concluido solo incrementó la superficie cubierta de bosques en cerca de 800 hectáreas

sancti spiritus, boscosidad, unidad territorial de flora y fauna
Sancti Spíritus posee actualmente más de un 20 por ciento de índice de boscosidad. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Pese a las acciones desarrolladas en la provincia de Sancti Spíritus para fomentar nuevas hectáreas de bosques, así como de manejo y regeneración natural, aún este territorio exhibe un porcentaje inferior de boscosidad con respecto a la media nacional.

Al decir de Lucrecia Sánchez Díaz, jefa del Departamento del Servicio Estatal Forestal, Flora y Fauna Silvestre de la Delegación Provincial de la Agricultura, en relación con el 2015 Sancti Spíritus en el año recién concluido solo incrementó la superficie cubierta de bosques en cerca de 800 hectáreas.

Especificó que con esa cifra el territorio posee actualmente más de un 20 por ciento de índice de boscosidad, considerado uno de los más bajos de Cuba y muy lejos aún del nacional, que según la Oficina Nacional de Estadística e Información sobrepasa el 30 por ciento.

Sánchez Díaz detalló que las medidas aplicadas para la protección de los bosques abarcan en la región unos mil 603 kilómetros; en tanto, tres mil 217 hectáreas reciben tratamiento silvicultural.

Sin embargo, acotó, todavía es insuficiente porque gran parte de las tierras son de uso agrícola y se someten a una intensiva explotación, pues más del 50 por ciento de éstas sufren de compactación a causa de la utilización indiscriminada de la maquinaria, de acuerdo con la Dirección Provincial de Suelos y Fertilizantes en la provincia.

Asimismo, comentó que se han ejecutado arduas labores a favor de la reforestación por varios organismos espirituanos comprometidos con mantener y potenciar el patrimonio boscoso.

Precisó que la mayor prioridad se le concede a las fajas hidrorreguladoras dirigidas a brindar protección a las cuencas hidrográficas, principalmente la de los ríos Zaza, Agabama, Tuinicú, Jatibonico del Norte y Jatibonico del Sur.

También se desarrollan faenas de mantenimiento, conservación y fomento de nuevas especies de frutales y maderables, como el cedro, en locaciones antes infestadas por el marabú y que hoy constituyen espacios para el crecimiento de la actividad forestal.

Como parte del programa se fortalecen además las acciones preventivas en los campos con la creación de caminos, trochas corta fuegos y brigadas para combatir la ocurrencia de incendios, la mayoría de los cuales tiene su origen en la negligencia del hombre, según afirman expertos consultados.

De acuerdo con las estadísticas, cada año se pierden en el orbe 13 millones de hectáreas a causa del accionar negativo del ser humano, como la sobreexplotación y tala ilegal, conversión a tierras agrícolas y ganaderas, recolección insostenible de madera, creación de asentamientos humanos, explotaciones mineras y petrolíferas o la construcción de embalses y carreteras. 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.