Teatro y más

Abre sus puertas en Sancti Spíritus un nuevo espacio que pretende integrar las manifestaciones artísticas con la excelencia de los servicios

El pícaro burlado exhibe una imagen que fusiona la modernidad con el carácter colonial de la ciudad del Yayabo. (Foto:  Lisandra Gómez)
El pícaro burlado exhibe una imagen que fusiona la modernidad con el carácter colonial de la ciudad del Yayabo. (Foto:
Lisandra Gómez)

Ubicado en el mismísimo corazón de la ciudad de Sancti Spíritus, el Complejo cultural Javier Villafaña ofrece una propuesta única hasta el momento en la urbe, ya que en su interior se funde el arte con el placer de degustar opciones gastronómicas.

Según explicó en exclusiva para Escambray Laudel de Jesús, máximo responsable del lugar, otrora Casa del Teatro, la idea de incluir bajo un mismo techo la galería Hugo Hernández, el bar café El pícaro burlado y la sala de presentaciones de Cabotín Teatro, responde a la necesidad de que la familia espirituana tenga un espacio integrador para que se acerque con beneplácito al mundo de las tablas.

“Esto existe en los principales teatros de La Habana y de gran parte del mundo. Aterrizar la idea hasta aquí nos permite elevar la calidad de vida y el nivel estético de nuestra población”, añade el multipremiado director teatral.

Es por ello que se ha diseñado un ambicioso programa de presentaciones en las noches de martes a domingo en el patio de la institución, con espectáculos protagonizados por los actores de Cabotín y sus invitados.

Mientras, la sala de teatro acogerá en ese mismo horario, jueves y viernes, las obras que conforman el repertorio del proyecto anfitrión del espacio y los fines de semana en la mañana llegarán las canciones, historias y juegos de la mano de Tachuela y algún amigo que la acompañe en el escenario.

“En todas esas propuestas defendemos lo que nos caracteriza: calidad, rigor y ser una digna representación de la cultura cubana”, explica.

El pícaro burlado, representado por el joven Fernando Matienzo, abre todos los días de nueve de la mañana hasta la medianoche y propone la venta de más de 20 cocteles con nombres de obras teatrales antológicas del teatro cubano, así como otras variedades de comestibles y bebidas.

Su diseño es una imbricación entre la modernidad y el carácter colonial de nuestra arquitectura, y la música, que se difunde en decibeles adecuados, es la mejor del panorama cubano e internacional.

Por su parte, en la galería Hugo Hernández se apuesta por exhibir creaciones, principalmente, de jóvenes del patio como la que se muestra actualmente: Éramos 13, nacida de las manos de los integrantes del Taller de historietas de Sancti Spíritus.

Bajo los códigos de integración artística se erige así, en pleno bulevar yayabero, una opción diferente, renovadora y que promete vigorizar el sistema cultural de la cuarta villa de Cuba.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.