Zafra azucarera en Sancti Spíritus: Pitazo final con menos dulce

Luego de nueve años consecutivos se rompe la cadena de cumplimientos del plan de producción de azúcar en Sancti Spíritus

sancti spiritus, zafra azucarera, central melanio hernandez, central uruguay, caña de azucar
El Uruguay (incumplió su plan) molió muy por debajo de la eficiencia acostumbrada.

Dolor, esfuerzo y dignidad fue el rastro de la zafra azucarera 2016-2017, que cerró sus máquinas en Sancti Spíritus con una noticia poco común en la última década: el incumplimiento de su plan de producción de azúcar, luego de nueve años sucesivos alcanzándolo.

Así lo entiende Elvis González Vasallo, director de la empresa espirituana. “Nos duele que se rompiera la cadena, después de 140 días en que no faltó el esfuerzo, ni la garra de nuestros hombres y mujeres que se consagraron y lo hicieron con mucha dignidad, esmero y valor, pues la atención al hombre y los aseguramientos fueron superiores y se trabajó con eficiencia”.

Mas la sequía fue brutal, como en todo el país. “De agosto a diciembre llovió el 40 por ciento de la media histórica y la caña, como organismo vivo, se lo sintió”, añade el directivo. Y lo dicen las cifras: faltaron cerca de 7 600 toneladas de azúcar al producirse unas 126 000, el 94.3 por ciento de lo planificado con un decrecimiento en cerca de 1 400 toneladas.

Los estimados cayeron en picada —en el orden del 85 por ciento—, razón por la cual el territorio tuvo un déficit de unas 160 000 toneladas de caña. Otro elemento revelador fue que solo nueve unidades (menos del 30 por ciento) cumplieron sus estimados y algunas de las consideradas élites como Paredes, Tayabacoa, Camilo Cienfuegos, Argelio Calderón y El Majá se quedaron por debajo.

Los datos de Manuel Pérez Siberia, director de Operaciones de zafra de la citada empresa, “endulzan” en algo el saldo de la campaña. Al momento de la parada, Sancti Spíritus exhibía los mejores indicadores de eficiencia del país: rendimiento de 11.05,  recobrado de 84.53 y aprovechamiento del rendimiento potencial de la caña del 90.35, todos por encima de lo previsto.

“Aunque no se cumplió el aporte al Sistema Electroenergético Nacional, la zafra se autoabasteció con 8 300 megawatts/hora, todo el azúcar producido fue de alta calidad, el costo quedó por debajo del plan con unos 48 millones de pesos de utilidades y el Melanio Hernández resultó el más eficiente del país”.

Otras inclemencias no climáticas afectaron y explican el bajo aprovechamiento de la norma potencial al 68 por ciento. “El Uruguay (incumplió su plan) molió muy por debajo de la eficiencia acostumbrada, la provincia registró un tiempo perdido de 15.5, mayor de lo habitual debido a roturas industriales, pobre desempeño de las combinadas Case en el Melanio debido a que algunas áreas no se prepararon bien para el corte mecanizado, a lo que se unieron problemas organizativos”, reconoce Pérez Siberia.

Pero otras razones también influyeron, entre ellas el no completamiento del balance de recursos del transporte automotor, empeoramiento de los medios ferroviarios y las vías, así como algunos caminos y deficiente atención a las plantaciones en varias unidades como Tuinucú, Elcire Pérez, Canta Rana y Fico Hernández.

Tras esta autopsia temprana, los azucareros harán sus revisiones internas en los balances de zafra, pero ahora ayudan a varias provincias cubanas, preparan la próxima campaña con el anuncio de una importante inversión para el Uruguay y miran a las cañas, el “enemigo” que esta vez les coartó un pitazo final más dulce.

12 comentarios

  1. No cumplimos pero seguimos con las ganas de hacerlo… para la proxima contienda sera, no hay que perder las esperanzas.

  2. No llegaron , pero no cedieron en su empeño de extraer todo el azúcar recuperable y muestra de ello son los resultados alcanzados en los indicadores medidores de la eficiencia industrial, trabajar desde ahora en una estrategia encaminada a erradicar y/o disminuir los problemas identificados es el reto para la proxima campaña .

  3. El hombre cuando se cae vuelve a levantarse, no pierdan el ánimo el transcurso de esta zafra no ha sido muy satisfactorio pero seguirán dando su mayor esfuerzo y para la próxima campaña lograrán los resultados planificados.

  4. Esmero,sacrificio y consagración es lo que les sobra a los espirituanos. Ahora es el momento de seguir adelante y luchar hasta el final para demostrar que si se puede ahora o en la próxima zafra.

  5. Es dificil, conocer todos los avances alcanzados de la provincia en el sector, durante 9 años consecutivos, en cuanto al cumplimiento de planes productivos, y que de momento a pesar de los esfuerzos no se cumpla, pero pienso que el hombre si cae se levanta, la proxima campaña está por llegar, siempre con la fuerza e inteligencia se pueden lograr mejores resultados, preparación y empuje para lograrlo, Sancti Spiritus.

  6. Las inclemencias del tiempo no favorecieron a cumplir el plan de produccion de azúcar en el central Uruguay, pero es importante señalar el esfuerzo, la dignidad y el valor de sus azucareros. Nunca pierdan el optimismo, queda prepararnos para la próxima zafra.

  7. Es una verdadera lastima el que no se haya podido complir lo planificado, ya sea por la razon que fuera. Lastima pero no se decaigan preparemonos mejor para la proxima campaña. Mis saludos hermanos espirituanos.

  8. Mucha fuerza para los trabajadores azucareros en Sancti Spíritus, deben proponerse un cambio radical para esta nueva zafra a partir de los problemas que ellos mismos identificaron y revertir estos resultados.

  9. Realmente esa derrrota de los espirituanos,es muy lamentable,pero conozco que son un colectivo destacado por muchos años consecutivos y eso será revertido siempre y cuando la naturaleza y también el factor humano con su empeño, se pongan de acuerdo para la próxima zafra y todos esperemos que sea mejor.

  10. Uff que pena , pero no bajen los ánimos sigan moliendo hasta el fin!!

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.