Alto vuelo para la aeronáutica espirituana

Con más de 5 000 horas de vuelo culminó el 2017 la Unidad Empresarial de Base de Sancti Spíritus. Nuevos equipos integran la flota aérea del territorio

escambray, aviación civil sancti spiritus
En el acto por el Día del Trabajador de la Aeronáutica Civil se reconoció la labor del colectivo. (Foto: Xiomara Alsina / Escambray).

Tres nuevas aeronaves AN-2 de procedencia rusa integran el parque de equipos en la Unidad Empresarial de Base ENSA de Sancti Spíritus, entidad que se dedica a la prestación de servicios en polos productivos, turísticos o vinculados a otra actividad dentro del territorio nacional.

Con un coeficiente de disponibilidad técnica del 90 por ciento, similar al que prevalece a nivel de país, y una destacada participación en los trabajos vinculados a la producción arrocera en el sur del territorio, los integrantes del colectivo de la Aeronáutica Civil festejaron su día.

Según declaró a Escambray Ernesto Cuéllar Rodríguez, director de la UEB provincial subordinada a la Empresa Nacional de Servicios Aéreos, el 2017 lo culminaron con 5 000 horas de vuelo, a pesar de ser un año atípico, que en su primer semestre estuvo marcado por incumplimientos en la actividad, debido a la intensa sequía que afectó los ciclos de siembra en la arrocera de La Sierpe, su principal cliente; pero tras el paso del huracán Irma, el panorama cambió y se intensificaron los trabajos hasta recuperar, casi en su totalidad, el atraso.

Las nuevas aeronaves adquiridas en Rusia ya prestan servicio. (Foto: Xiomara Alsina / Escambray).

“Contamos con otros clientes que solicitan nuestras fuerzas para el desarrollo de actividades avioquímicas asociadas a diversas tareas: extinción de fuegos, recorridos forestales, saneamientos en zonas costeras con presencia del turismo, cargas y fotografías desde las alturas, labores que se realizan a lo largo y ancho del país y para lo cual existen garantías técnicas con nuestros aviones, así como con el personal especializado o el que trabaja en el área de aseguramiento, talleres u otras dependencias dentro de nuestro centro”, aseguró el director.

Una alta responsabilidad en su quehacer, sentido de pertenencia y competitividad distingue a los más de 120 trabajadores de la ENSA en Sancti Spíritus, conscientes de que en sus manos está no solo la seguridad aérea, sino la garantía de un trabajo seguro y necesario para el país.

Las reparaciones a las naves a tiempo garantizan la calidad de los vuelos. (Foto: Xiomara Alsina / Escambray).

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.