Con los sentidos que Cuba les regaló (+fotos)

sancti spiritus, implante coclear, enseñanza especial, salud publica, logopedia
Sin ver la colocación de los labios, Meyli es capaz de reproducir los sonidos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Tres jóvenes espirituanos viven su vida normalmente, tras una década de haber recibido un implante coclear que les permite comunicarse mediante el lenguaje hablado. Otros niños se suman a este beneficio

Implantes cocleares devolvieron la escucha a cerca de 20 niños espirituanos

 

Su presente ya no los une, como antes, bajo un mismo techo. En esa infancia ya algo lejana, primero educadores les enseñaban por medio de señas; después, especialistas de relieve nacional se afanaban en los procedimientos preoperatorios, quirúrgicos y posquirúrgicos que les permitirían ser lo que hoy son: jóvenes cubanos que escuchan y, en consecuencia, hablan.

Bárbara Suárez Rodríguez (Baby), residente en Cabaiguán, cumplió el pasado diciembre 17 años y se siente feliz de estudiar el técnico de nivel medio en Belleza en un centro politécnico de Cabaiguán, donde aspira a alcanzar el nivel medio superior. Ama la música y hasta menciona sus preferencias. Posee un desempeño admirable en la computadora, gusta de pasear e incluso viajó sola a España a visitar a una tía.

sancti spiritus, implante coclear, enseñanza especial, salud publica, logopedia
A Yoel le encanta escuchar música y ver películas de aventuras. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Yoel Alejandro Pérez Becerril logró vencer el oficio que le permite ocuparse de la mecánica de equipos electrodomésticos; en el momento de la entrevista aguardaba por una ubicación. En tanto, se entretenía en escuchar música, ver películas, compartir con el abuelo y con algunos amigos. Por fin puede, y hasta lo hizo ante el equipo de Escambray, decirle a Livinia, su mamá, que la ama y escuchar lo mismo de ella.

Amanda Martínez Casanova, al igual que Yoel, es tímida, pero aun así una logra escucharla hablar por lo bajo. Según los relatos sobre ella, llama a viva voz a su mamá desde lo alto (viven encima del consultorio médico donde esta trabaja) para indagar qué hay de almuerzo, se defiende en la elaboración de algunos platos, adora la música y detesta ser centro de atención. En una de las aulas del centro politécnico espirituano Enrique Villegas, donde cursa Contabilidad, puede vérsele como a una alumna más.

sancti spiritus, implante coclear, enseñanza especial, salud publica, logopedia
Amanda cursa la especialidad de Contabilidad en el instituto politécnico Enrique Villegas, de Sancti Spíritus. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

TODO GRACIAS AL PAÍS Y A FIDEL

En diciembre del 2007 Escambray reseñaba en sus páginas la historia del suceso que envolvió a los tres. Primeros infantes de la provincia en recibir el añorado implante coclear —que les permitiría pasar de sordos a oyentes, luego interpretar los sonidos y, más tarde, articular su propio lenguaje— habían sido acogidos junto a sus padres en renombrados centros de salud de la capital cubana. El acto quirúrgico fue solo el momento cúspide; luego vendrían algo más de cuatro semanas para la recuperación, a las que seguiría el “despertar”, como se conoce en el mundo médico el momento de la programación auditiva, que significa emitir por primera vez sonidos específicos desde una computadora para que sean percibidos por los pacientes.

“Esta es mi mayor felicidad después del nacimiento de ella y estoy consciente de que se la debo al país, a Fidel mayormente, por su constante preocupación y su empeño en todo lo referente a los niños discapacitados. El costo del equipo es muy alto, sin contar el proceso operatorio ni la rehabilitación. En otro lugar del mundo no hubiera podido lograrlo”, comentaba entonces Maibé Rodríguez Hernández, madre de Baby.

sancti spiritus, implante coclear, enseñanza especial, salud publica, logopedia
Acompañada por su madre, Baby departió con el equipo de Escambray. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Integrantes del equipo multidisciplinario del Centro Internacional de Salud La Pradera, donde por espacio de 15 días se capacitó a familiares y a la maestra que asumía la Educación Especial de esos niños, reconocían la buena preparación de todos. También comentaban los diálogos de Baby sobre Martí, Fidel y los Cinco Héroes, entonces prisioneros en los Estados Unidos.

Beatriz Bermejo, especialista en Logopedia y Foniatría del citado centro, subrayaba que los implantes cocleares constituyen un Programa de la Revolución y de la Batalla de Ideas, con prioridad para los niños. También significaba que el proceder quirúrgico y la posterior rehabilitación —actualmente ella se desempeña como jefa de esa actividad— rondan en muchos países los 60 000 euros, en tanto el equipo externo de entonces, al que han seguido otros más modernos y costosos, estaba valorado en unos 20 000 euros.

En diciembre pasado pudo vérsele junto a un grupo de jóvenes cubanos beneficiados con ese proceder, quienes visitaron el monolito donde reposan los restos del Comandante en Jefe Fidel Castro. El Presidente Raúl Castro Ruz tuvo la deferencia de compartir allí con ellos y escuchar sus vivencias.

Fidel ya no está para ver sus avances y la idea aflora en la conversación con cada una de las familias. Cuentan que los tres entristecieron ante la noticia y que habrían querido estar en ese lugar sagrado, como parte del grupo, pero faltó alguna gestión o falló la coordinación del viaje, aunque no renuncian a la idea de ir hasta allí algún día.

sancti spiritus, implante coclear, enseñanza especial, salud publica, logopedia
Auxiliado por la licenciada en Logopedia de la escuela Rafael Morales, Adrián Acosta identifica y pronuncia sonidos determinados. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

OTROS NIÑOS ESPIRITUANOS SE SUMAN AL BENEFICIO

Escuela Especial Rafael Morales González de la cabecera provincial. Aula de Educación Auditiva. El profesor Eliseo González, máster en Ciencias de la Educación, y la licenciada en Logopedia Sayrys Arteaga realizan los procederes de rutina. Frente a ellos, varios de los 15 niños a quienes se les ha viabilizado hasta la fecha el implante coclear por esta provincia, aunque allí se atiende, además, a dos provenientes de otros territorios radicados en este suelo.

Escambray presencia escenas en vivo y otras grabadas en celulares o computadoras. Todas dan cuenta del empeño del binomio en aras de los progresos de los pupilos —en este caso los implantados, antes o después de serlo— en la identificación y reproducción de sonidos, auxiliados ya por el equipo electrónico. Las imágenes en colores, acompañadas del sonido deletreado, sugieren los sonidos orales que ellos van emitiendo.

Conversamos sobre la ausencia junto a cada pupitre de los sistemas decafónicos que más de una década atrás permitían estimular la escucha, así como utilizar la audición residual en función de lograr competencias comunicativas. El que no se hayan podido reponer los que dejaron de funcionar, apunta Eliseo, tiene que ver con las limitaciones económicas del país y con el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba. Se trata, no obstante, de una necesidad cuya solución bien valdría la pena reconsiderar, dado su impacto en el resultado final del alumnado.

sancti spiritus, implante coclear, enseñanza especial, salud publica, logopedia
Baby muestra el equipo que transforma los sonidos ambientales en potenciales eléctricos, estos estimulan el nervio auditivo y ya en el cerebro las señales se interpretan como sonidos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Una lista de nombres y fechas de la intervención quirúrgica, las más recientes en el 2016, se asienta en la agenda. Junto a ella, los apuntes de los municipios de procedencia. Por esa relación y por las imágenes grabadas conocemos no solo a Adrián Acosta y a Meyli Plana, presentes en el aula y operados en el 2013 y 2014, respectivamente. Vemos también en acción, entre otros, a Jesús Daniel, Fabián, Yander, Greter Amanda y María Fernanda. Esta última, residente en Jatibonico, ha asistido a las sesiones en compañía de su hermana gemela y ambas han interactuado en función del tratamiento. Según sus edades y progresos, algunos niños asisten a círculos infantiles y escuelas.

En tanto, Baby, Yoel y Amanda, a una década del suceso más relevante de sus vidas, disfrutan en sus hogares o en el medio en que se desenvuelven del privilegio de escuchar, entender y hablar, amén de que continúan bajo seguimiento especializado. Sus padres, que ya experimentaron sustos inmensos, han perdido el miedo mayor: no poder advertirles a tiempo a sus hijos sobre el peligro que se cierne sobre ellos.

sancti spiritus, implante coclear, enseñanza especial, salud publica, logopedia
Aprender a pronunciar sonidos lleva su técnica y también su práctica. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.