Cuba defiende desarrollo rural sostenible

Cuba ratificó su compromiso con el desarrollo rural sostenible, la inclusión y equidad social en el 41 período de sesiones del Consejo de Gobernadores del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola

Cuba, desarrollo sostenible, Italia
La seguridad alimentaria constituye un objetivo estratégico,

El gobernador alterno de Cuba en ese organismo internacional y embajador en Italia, José Carlos Rodríguez, patentizó al intervenir en el encuentro la voluntad de su país de contribuir a la meta de la Agenda 2030 de la ONU de lograr hambre cero y al fortalecimiento de la resiliencia a largo plazo.

Para el gobierno cubano, señaló, la seguridad alimentaria constituye un objetivo estratégico y precisó que se realizan acciones a corto y largo plazos, a favor de una suficiencia en la producción de alimentos y para disminuir los elevados niveles de importación.

Los proyectos que hoy emprendemos junto al FIDA se orientan a esa finalidad, indicó Rodríguez, quien agradeció a esa institución y en especial a su División para América Latina y el Caribe, el apoyo a su país para el desarrollo agrícola.

Al referirse a otro de los temas centrales del Consejo, el diplomático destacó que pese a ser Cuba un pequeño estado insular demuestra ser una nación con sólida resiliencia.

Puso como ejemplo la recuperación tras el devastador huracán Irma que asoló a 12 de las 15 provincias a finales de 2017 y las afectaciones por otros fenómenos como las sequías cíclicas, además de los cuantiosos daños provocados por el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra el pueblo cubano.

Reafirmó el compromiso de la isla con la cooperación internacional y el desarrollo sostenible, al igual que la disposición de hacer, aunque modesta, una contribución a la oncena reposición de los recursos del FIDA, similar a la realizada en la ocasión anterior.

De igual modo apoyó la cooperación Sur-Sur y subrayó que Cuba cuenta con un gran potencial de recursos humanos e instituciones dispuestas a apoyar a los países miembros del Fondo.

Abogó también por la cooperación triangular y se pronunció a favor del multilateralismo, al tiempo que expresó su convencimiento de que los Objetivos de Desarrollo Sostenible, plasmados en la Agenda 2030, solo serán realidad con el esfuerzo y el apoyo conjunto de la comunidad internacional.

En las relaciones, ‘debe prevalecer el diálogo y no la beligerancia. Es injusto se desperdicien cuantiosos recursos en guerras, mientras 815 millones de personas padezcan hambre’, apuntó Rodríguez.

El diplomático convocó igualmente a las naciones desarrolladas a cumplir con el compromiso adoptado hace muchos años, pero una y otra vez relegado, de asignar el 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto a la ayuda oficial al desarrollo.

‘Sería una significativa contribución al loable empeño de alcanzar Hambre Cero para unos y otros en el mundo’, concluyó.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.