EE.UU.: Debate Trump-secretario de Defensa sobre Siria huele a división

EE.UU., Donald Trump, Siria
Mattis perdió la batalla por obtener la autorización del Congreso sobre Siria, pero ganó una más grande. (Foto: PL)

James Mattis es visto como la voz más fuerte y quizás más creíble sobre la política exterior en un Gobierno sacudido por despidos y renuncias

El secretario estadounidense de Defensa, James Mattis, quiso buscar el aval del Congreso antes del ataque del viernes pasado contra Siria, pero el presidente, Donald Trump, rechazó la idea, difundió este martes The New York Times.
El medio citó a funcionarios militares y de la administración del republicano, según los cuales el mandatario se opuso a la consulta con los legisladores porque quería una respuesta ‘rápida y dramática’ tras una presunta agresión con armas químicas en la nación árabe.

Según el Times, durante varias reuniones en la Casa Blanca el jefe del Pentágono subrayó la importancia de vincular las operaciones militares con el apoyo público.

Pero, de acuerdo con las fuentes, Trump quería respaldar pronto con la acción los tuits belicistas que publicó la semana pasada, aunque se le advirtió que una operación demasiado agresiva podría provocar una guerra más amplia con Rusia.

De ahí que lo acordado finalmente fue el lanzamiento de misiles contra tres objetivos específicos, luego de que Washington acusara del aducido ataque químico al Gobierno del presidente sirio, Bashar Al-Assad, sin presentar pruebas de sus alegaciones.

A decir del Times, el debate entre Trump y el secretario de Defensa sobre cómo proceder en este asunto refleja una división entre ambos, a pesar de que Mattis ha logrado, quizás como ningún otro miembro del gabinete, mantener una relación cordial con el mandatario.

El periódico agregó que el jefe del Pentágono es ampliamente visto por los líderes mundiales como la voz más fuerte y quizás más creíble sobre la política exterior en un Gobierno sacudido por despidos y renuncias entre los asesores presidenciales.

Las recientes salidas del exasesor de seguridad nacional Herbert McMaster y del exsecretario de Estado Rex Tillerson han enfocado más la atención en el rol de Mattis dentro del gabinete.

Este martes el titular de Defensa y el general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto, informaron a los legisladores en el Capitolio sobre el ataque a Siria en reuniones efectuadas a puertas cerradas.

Tenemos que controlar a este presidente, a cualquier presidente, cuando se trata de la responsabilidad constitucional del Congreso de hacer la guerra, sostuvo hoy en una entrevista la representante demócrata Barbara Lee (California), quien calificó de ilegal la acción contra el país árabe.

Sin embargo, la publicación estimó que si bien Mattis perdió la batalla por obtener la autorización del Congreso, ganó una más grande, al limitar los ataques a tres objetivos en los que no se corría el riesgo de poner en peligro a las tropas rusas presentes en Siria.

Más allá del alcance de la agresión del pasado viernes, esta recibió el apoyo de naciones aliadas de Estados Unidos y la condena de otros países que cuestionaron los motivos de Washington y alertaron sobre las consecuencias del hecho para el conflicto que vive la nación del Levante.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.