Espirituanas no dan tregua en Liga Superior de Baloncesto

El juego acoplado del equipo yayabero, único invicto en el certamen, ha permitido imponerse, por este orden, a las capitalinas, guantanameras y santiagueras

sancti spiritus, liga superior de baloncesto, baloncesto femenino
El equipo de Sancti Spíritus es el único invicto en Liga Superior de Baloncesto (f). (Foto: Oscar Alfonso)

El quinteto de Sancti Spíritus (SS), invicto en tres salidas, está hoy de pláceme en esta jornada de descanso de  la primera vuelta de la Liga Superior de Baloncesto (f), que tiene por sede la sala Rafael Castiello, cuartel general de las guantanameras y actuales campeonas.

Las del centro, en quienes no ha hecho mella el aire de renovación que afecta a los cinco restantes colectivos en pugna, siguen contando con el  apoyo de las estelares Yamara Amargo y Marlene Cepeda, y su juego acoplado  ha permitido imponerse, por este orden, a las capitalinas, Guantánamo y Santiago de Cuba.

La “Amargo”  sirvió este martes un trago del sabor de su apellido a las Indómitas, cuya defensa resultó frágil para impedir las 26 anotaciones de la indescifrable baloncestista,  que junto a la veterana Marlene Cepeda refuerza la ofensiva espirituana y conforma un valladar para la ofensiva contraria. 

Los factores mencionados anteriormente, más lo ocurrido en el tabloncillo durante este tríptico de encuentros, ha inclinado a la prensa especializada a tener en cuenta a las del Yayabo  en los pronósticos para agenciarse el título en disputa, y a relegar a segundo plano a las anfitrionas y actuales titulares.

Las estadísticas así lo corroboran: escoltan a SS, capitalinas y guantanameras, ambas con dos sonrisas y una derrota;  Santiago y Pinar del Río (1-2), mientras Camagüey se mantiene sin triunfos. 

Aunque la batalla por el título no es un camino de rosas, las guantanameras persisten, según su entrenador Adrián Laffita, en colocarse entre los cuatro equipos líderes en llegar a la final y revalidar el cetro, pero conspiran contra sus pretensiones el mutis de Clenia Noblet (imbatible bajo los tableros),y el desempeño de la también estelar  Oslaidis Rojas, que igualmente se echa de menos.  

Yunieski Bouly no ha podido contrarrestar, ella sola, el déficit que en la pizarra y en el ánimo de sus coequiperas, significaba la presencia e inspiración de las ahora ausentes, y ello podría poner en peligro la retención de la condición de campeonas, para las combativas guantanameras.

Un factor que favorecerá sin embargo a las titulares-defensoras es que la segunda vuelta, inicialmente programada para Camagüey, será  en estos predios, por lo cual contarán con el respaldo de una afición que desde las gradas las animará, pero les exigirá que con Clenia y Oslaidis, o sin ellas, retengan el trofeo.     

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.