Guillermo García: Un guajiro Comandante de la Revolución cubana

Hay mucho simbolismo en los grados que distinguen los hombros de Guillermo García Frías, quien celebra sus 90 años

cuba, historia de cuba, guillermo garcia, III frente mario muñoz, ejercito rebelde, comandante de la revolucion cubana
Guillermo Garcia fue el primer guajiro en unirse Fisel Tras el desembarco del Granma.

Este 10 de febrero cumple 90 años el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías, el primer guajiro que se sumó, tras el desembarco, a los expedicionarios del yate Granma, que integró el grupo inicial de la limitada guerrilla de la Sierra Maestra bajo el mando de Fidel, poco después también la Columna 1 del Ejército Rebelde, el III Frente Mario Muñoz, y después del triunfo del 1ro. de Enero de 1959 ha desempeñado importantes responsabilidades en el proceso revolucionario.

En los días del desembarco de los 82 hombres del Granma, junto a Celia Sánchez Manduley y otros compañeros, el por entonces campesino de la zona de Pilón y Niquero fue un puntal entre el reducido destacamento designado clandestinamente para esperar a los expedicionarios.

Guillermo: guajiro en el sentido más noble, firme y honroso del término, entre aquellos ignorados y olvidados de nuestros campos (y llanos y montañas), a los que nunca nadie se preocupó por enseñarles algo antes de 1959. Es decir, fue de aquellos hombres y mujeres pobres de los potreros, las guardarrayas, las talanqueras y los bohíos de guano, con piso de tierra, sin electricidad ni agua corriente.

Él representa en la Revolución a aquellos campesinos que sin escuelas, pero con la sapiencia natural de sus almas, dicen y luchan por un mejor futuro.

El Comandante en Jefe Fidel Castro escribiría en su libro La Victoria Estratégica, editado en 2010 por la Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, que en junio de 1957 Frank País envió un contingente de jóvenes combatientes del Movimiento 26 de Julio para reforzar al pequeño grupo de 30 hombres que había sobrevivido y golpeado a las tropas batistianas, al mando de los paracaidistas y de Casillas, que los perseguían con saña. «Entonces combatíamos con las armas recogidas por el futuro comandante Guillermo García, primer campesino sumado a los sobrevivientes de la expedición del Granma, tras el ataque sorpresivo de Alegría de Pío que prácticamente liquidó, en brevísimo tiempo, nuestra fuerza, la que nos había costado organizar, entrenar y armar durante más de dos años», escribió Fidel.

Entre otros factores, por la sagacidad de Guillermo García se preservó la semilla insurreccional en medio de las constantes persecuciones del ejército enemigo. Luego iría destacándose en los combates y alcanzando méritos hasta terminar la guerra liberadora como Comandante y Segundo Jefe del III Frente Mario Muñoz, liderado por el también Comandante Juan Almeida Bosque.

Guillermo ha desempeñado numerosas responsabilidades, políticas, estatales, gubernamentales y militares, incluida la de primer jefe del Ejército Occidental, tras su creación. Ha integrado el Buró Político del Partido. Hoy es miembro del Comité Central.

Sus raíces campesinas y amor por la naturaleza le dotan de una sensibilidad especial para, desde la dirección de la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, preservar especies endémicas y autóctonas, la hermosa y diversa naturaleza patria, por cuya belleza y justicia tanto ha luchado.

Esa trayectoria de lucha por la libertad, la justicia y el bienestar le merecieron la condición de Héroe de La República de Cuba. Por eso hay tanto simbolismo en los grados de Comandante de la Revolución que distinguen sus hombros. Entre esas ramas de olivo se aprecia el ascenso en Cuba de los humildes.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.