La recolección de café en Sancti Spíritus está en su etapa final

Aun cuando decrece la cosecha, se acerca al cumplimiento de la producción calculada después del paso del huracán Irma

sancti spiritus, cafe, cosecha cafetalera, trinidad, fomento, despulpadora de cafe
La recolección por realizar está concentrada en zonas bajas de la montaña. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Con más de 100 toneladas de café recolectadas, de las 105 estimadas luego del embate del huracán Irma, la cosecha en Sancti Spíritus transita por su fase final y exhibe favorables parámetros de calidad en el grano y en los procesos de despulpe y beneficio industrial.

Leosvaldo Cruz Duardo, especialista de Café en la Delegación Provincial de la Agricultura, informó a Escambray que luego de alcanzarse las 42 toneladas previstas en la especie arábico, restan granos por recoger de la variedad robusta en la zona de Caracusey, en Trinidad, y en áreas bajas de Fomento como Sopimpa; a la vez que están pendientes los acopios de algunos cosecheros situados en puntos intrincados del lomerío que tradicionalmente secan el producto y hacen las entregas en febrero.

“Ha sido una cosecha inferior a la pasada, golpeada, primero por el impacto de la sequía en el momento de la floración, después por las pérdidas y dificultades causadas por el ciclón, pero se ha hecho el esfuerzo por recoger todo el café, la provincia debe cumplir con las 105 toneladas previstas y, a pesar del desastre natural, los indicadores de eficiencia y calidad se han comportado de forma positiva”, explicó Cruz Duardo.

Sobre el embate del huracán en el cultivo, el especialista precisó que los árboles caídos están repicados, apilados y su recogida total puede demorar varios años, en tanto se calcula que se perdieron cerca de 70 toneladas del grano y alrededor del 30 por ciento de la plantación física de café, “porque el daño no terminó con el paso del ciclón, se ha ido manifestando también en la medida que transcurre el tiempo y se han secado muchas matas, algo más palpable en la variedad arábica que es la de calidad exportable”, subrayó la fuente.

Con la cosecha a punto de mate —faltan alrededor de 2 toneladas—, los productores tienen por delante un programa de plantación de 220 hectáreas y otra labor inaplazable, la resiembra, a fin de reponer en el mayor nivel posible las matas perdidas por el impacto de Irma para aspirar a sellar en breve plazo la población de las áreas cafetaleras.

Sin embargo, la campaña de viveros acusa atrasos provocados por las lluvias que han impedido llenar las bolsas y colocar las semillas en la época óptima —noviembre y diciembre—, lo cual recabará la atención de los productores con vistas a desplegar la siembra en el período primaveral.

One comment

  1. Felix González

    cuando no es una cosa es otra, pero nunca se logran buenos resultados.
    hace años que no hay, ni viandas, ni frutas, ni carne también fue Irma?

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.