Mientras más días permanezca preso, habrá más Lulas

Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva
Miles de brasileños acompañan a Lula a Curitiba. (Foto: TeleSUR)

El líder histórico del Partido de los Trabajadores insistió en que una vez encarcelado van a descubrir que el problema de Brasil no es Lula

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva anunció este sábado que atenderá la orden de prisión librada contra él y advirtió a quienes lo condenaron que ”la muerte de un combatiente no para una revolución”.
 
De buen ánimo y bromeando a ratos, el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) pronunció un histórico discurso ante miles de manifestantes que congregados frente a la sede del Sindicato de los Metalúrgicos en San Bernardo del Campo, Sao Paulo, reclamaban que no se entregara y que lo despidieron gritando a coro ‘Yo soy Lula’.

Voy a enfrentarlos aceptando cumplir el mandato y porque quiero también hacer una trasferencia de responsabilidades, pues ellos creen que todo lo que pasa en Brasil es culpa mía, dijo.

Pronosticó que mientras más días permanezca preso, ‘habrán más Lulas que querrán luchar por este país’.

El líder histórico del PT insistió en que una vez encarcelado van a descubrir que el problema de Brasil no es Lula sino la conciencia del pueblo. Millones andarán por mí, mis ideas se mantendrán flotando en el aire y tratarán en vano de apagar mis sueños, sostuvo antes de afirmar: ‘yo no pararé, porque soy cada uno de ustedes’.

Lula inició su discurso rememorando sus inicios como dirigente en el Sindicato de los Metalúrgicos, el cual – dijo – forjó su conciencia, fue su escuela y le permitió vivir los mejores momentos políticos de su vida.

Reiteró que era un ciudadano indignado porque fue procesado sobre la base de sucesivas mentiras y negó considerar que estuviera por encima de la justicia. Creo en una justicia que sea justa y en la cual los procesos se sustenten en pruebas y no en convicciones.

Después de ratificar que no teme a sus acusadores ni a quienes lo juzgaron, el

exmandatario se definió como ‘un constructor de sueños’ y aseguró que fue en realidad su decisión de gobernar con los más pobres el ‘delito’ por el cual fue condenado. Ese es el crimen que yo cometí y que no quieren que siga cometiendo, remarcó.

Lula fustigó también al Poder Judicial y afirmó que quien quiera votar en un juzgamiento guiándose por la opinión pública ‘que largue la toga y se postule como candidato por un partido político’.

Yo voy a probar mi inocencia, afirmó más adelante el líder histórico del PT y señaló que la historia se encargará de demostrar que quienes cometieron delitos fueron los que lo acusaron, juzgaron y condenaron.

Quiero ponerme a su disposición (de la Policía) de cabeza erguida y sé que saldré más fuerte, inocente y con el pecho hinchado, manifestó ycitó una frase que le entregó en 1982 una jovencita durante un recorrido por el interior del país: ‘los poderosos pueden matar una, dos o tres rosas, pero no pueden impedir la llegada de la primavera’.

Después de concluir su discurso, Lula descendió de la tribuna y fue llevado en hombros hasta el interior de la sede sindical para reunirse con sus familiares, antes de atender a la orden de encarcelamiento librada el jueves último por el juez federal Sergio Moro.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.