Nicaragua: Convocan para el viernes mesa plenaria de diálogo

Durante la Mesa Plenaria se darán a conocer las propuestas del presidente Daniel Ortega, que luego serán debatidas en busca de consenso

Nicaragua, diálogo
El encuentro está fijado para el viernes en el Seminario Nuestra Señora de Fátima, en Managua. (Foto: El Nuevo Diario)

Durante la Mesa Plenaria se darán a conocer las propuestas del presidente Daniel Ortega, que luego serán debatidas en busca de consenso

La Conferencia Episcopal de Nicaragua convocó para el viernes a la mesa plenaria del diálogo nacional con el objetivo de buscar un consenso que responda a los anhelos de justicia, democratización y paz del pueblo.
‘En dicha mesa estaremos dando a conocer a la comunidad nacional e internacional la propuesta que presentamos al presidente (Daniel Ortega) y la carta que él nos ha enviado con su planteamiento, lo que someteremos a debate’, indicó en un comunicado la jerarquía católica, mediadora y testigo del proceso.

La Conferencia valorará la factibilidad de continuar las conversaciones entre el gobierno y sectores sociales, en el encuentro fijado para el viernes a las 10:00, hora local, en el Seminario Nuestra Señora de Fátima, en Managua.

También afirmó que recibió la víspera la repuesta de Ortega a sus planteamientos, los cuales ‘recogen el sentimiento de diversos sectores de la sociedad y de la inmensa mayoría del pueblo nicaragüense.’

En una reunión con el jefe de Estado el jueves, los obispos presentaron ‘el dolor y la angustia del pueblo ante la violencia sufrida en las últimas semanas y la agenda consensuada en la mesa plenaria del diálogo, sobre la democratización del país’, según señala el texto.

El diálogo fue suspendido el mes pasado por la Iglesia, ante la falta de consenso entre las partes, en medio de la crisis sociopolítica que vive la nación.

Para el gobierno, es una prioridad abordar el derecho de la ciudadanía a la paz, el trabajo, el cese de la violencia y de los bloqueos de vías.

Sin embargo, sectores opositores rechazan esos planteamientos e insisten en discutir una ley marco, que incluye el adelanto de elecciones generales, la no reelección y aplicar recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otros puntos.

El canciller de la República, Denis Moncada, advirtió que la agenda de 40 puntos que la contraparte pretendía imponer en el diálogo conducía a un golpe de Estado.

La ola de violencia estalló el 18 de abril en medio de protestas contra reformas al seguro social, más tarde derogadas, pero que no detuvieron las manifestaciones, a las cuales se sumaron otras demandas políticas.

Acorde con observadores, tales reformas sirvieron de pretexto para poner en marcha un plan dirigido desde el exterior con el objetivo de desestabilizar la nación y provocar el derrocamiento del gobierno.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.