Recibe presidente cubano a delegación a la Cumbre de las Américas

Raúl, delegación, Cumbre de las Américas, Cuba
Raúl dio la bienvenida a la delegación cubana que dignamente representó a nuestro país en Lima.

El presidente Raúl Castro recibió a la delegación cubana que representó al país antillano en la VIII Cumbre de las Américas, celebrada en Perú

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, recibió hoy en esta capital a la delegación cubana que encabezó el canciller Bruno Rodríguez Parrilla a la VIII Cumbre de las Américas, que se celebró en Lima Perú.

En el avión que los condujo a la Patria también llegaron los representantes de la Sociedad Civil de la isla, jóvenes, diputados y empresarios que participaron en los foros paralelos de la Cumbre.

Junto al General de Ejército, y al pie de la escalerilla del avión, se encontraban también los miembros del Buró Político José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, Miguel Díaz – Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, así como también Esteban Lazo, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Raúl igualmente le dio la bienvenida a Cuba a un grupo de intelectuales, artistas, deportistas, entre otros, que participaron en la alternativa Cumbre de los pueblos, que aconteció entre el martes y el sábado pasado en Lima, Perú.

Volvemos con Cuba en el corazón

La gran familia en la que se convirtió la delegación cubana asistente a las recientemente finalizadas VIII Cumbre de las Américas y la Cumbre de los Pueblos ya está en la patria.

Llegaron quienes fueron Cuba entera entre abrazos y algún que otro bostezo provocado por las largas jornadas de vigilia e intenso trabajo, con el rostro tranquilo y la amplia sonrisa que dibujan los que saben han cumplido una noble misión.

Los cubanos en Lima se hicieron gigantes ante un escenario hostil que se hastió de calumniar y manchar el nombre los pueblos progresistas del hemisferio.

Vienen de un espacio donde mientras unos buscaban aprobaciones por un ataque bárbaro cometido al otro lado del mundo, estos cubanos reafirmaban la necesidad de construir la unidad entre los países de América Latina y el Caribe como única vía para hacer frente a las agresiones externas y los proyectos subversivos de la derecha.

«Salimos con una gran misión, la de poner en alto el nombre de Cuba, cada uno de nosotros la defendió desde su espacio siempre en base al diálogo», comentó a este diario Belkis Pérez Cruz, participante en el III Encuentro de Parlamento abierto de ParlAmericas.

Pérez Cruz cuenta como la OEA respondiendo a sus intereses como mecanismo estadounidense ubicó miembros contrarrevolucionarios en las secciones plenarias, pero la delegación cubana formada en su mayor parte por jóvenes y miembros de la sociedad civil supo responder de manera digna ante cada una de sus provocaciones.

«Regresamos todos siendo una gran familia que justamente defendió su patria en todo momento», dijo.

Por otro lado,la vocera de la coalición 15,Mirthia Brossard, expresó que lo acaecido Lima fue sin dudas una victoria del pueblo cubano.

«En Lima expresamos la decisión de los jóvenes cubanos en continuar el camino socialista de la Revolución cubana. La juventud en nuestro país representa una continuidad de la generación histórica y eso se lo dejamos claro a Luis Almagro y a todos sus lacayos», aseveró.

En el marco de la celebración del aniversario 57 de la declaración del carácter socialista del proceso revolucionario llegó esta delegación a La Habana enarbolando la bandera de la paz, el diálogo y el compromiso con el pueblo que representaron.

«Este es un abril de victorias y aprovechamos esta oportunidad para recordárselo a la OEA y al gobierno de los Estados Unidos», expuso Brossard a la vez que agregaba que la delegación cubana siempre estuvo dispuesta a un diálogo inclusivo a partir de las propias experiencias que tenían en Cuba.

Sin embargo, otra cosa es permitir que la OEA legitime una supuesta sociedad civil cubana que ha demostrado servir a intereses externos, refiriéndose a los mercenarios que asistieron falsamente en nombre del pueblo de la Isla.

La Cumbre de las Américas probó ser una vez más un instrumento de la OEA al servicio de la derecha regional y el gobierno del vecino del norte. Mientras se criticaba la corrupción y se calumniaba directamente a países como Venezuela y Cuba, Estados Unidos lanzó un ataque contra Siria bajo el pretexto del supuesto uso armas químicas del Gobierno constitucional de Bashar al-Asad contra su pueblo.

Al respecto la doctora Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta de la UPEC, comentó que otra de las misiones que tenía Cuba en Perú era la de dar voces a los pueblos que no son representados en la OEA.

«Fue un contexto difícil, ante un Secretario General que prácticamente olvidó que debe encarar los intereses de las personas del hemisferio y alabó el ataque estadounidense contra el pueblo sirio. Lo que tratamos de hacer en ese momento fue dar una visión alternativa sobre lo que realmente piensa y siente la sociedad civil latinoamericana y no los burócratas que representaron a los gobiernos de derecha en la organización», explicó.

Así llegaron nuestros abanderados con la frente en alto y un sabor a victoria y así los recibió Cuba como esa madre que acoge a su hijo cuando sabe ha obrado bien.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.