Sancti Spíritus: Gran Panel se ahoga en hormigón (+fotos) – Escambray

Sancti Spíritus: Gran Panel se ahoga en hormigón (+fotos)

sancti spiritus, empresa de construcción y montaje, gran panel, hormigón hidráulico, materiales de la construcción
Más de 300 inmuebles deberán moldearse este año en las plantas Gran Panel 6, de Sancti Spíritus. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El deterioro tecnológico, cifras millonarias de producción terminada y el incipiente renacer de la modalidad constructiva Sandino marcan el desarrollo de una entidad vital en las inversiones espirituanas

A ojos vista la Unidad de Producción Industrial, conocida popularmente como EPI o Planta de Prefabricado Gran Panel de Sancti Spíritus, da la sensación de un gran cementerio de barras y cuadros grises hechos con toneladas de concreto y acero, tan costosos como la cantidad de materia prima utilizada para elaborar producciones inutilizadas y casi desconocidas.

De lejos parecen hierros viejos sin ninguna utilidad; más cerca, improvisadas mesas de metal y losas esperan por la avalancha de mezcla. Son hormas para fundir, en la Planta espirituana Gran Panel 6, los cientos de piezas de prefabricado y otros elementos de construcción con destino a una parte de los inmuebles que deben terminarse en la provincia.

Para el año en curso la EPI, tiene un plan que supera los 11 millones de pesos, el cual, además de las viviendas y el hormigón premezclado, se sustenta en todo el prefabricado que requieren las obras del Micons: paneles, losas de techo y pared, losas para viviendas Sandino, elementos para viales, columnas, vigas para cualquier tipo de edificación, vasos para cimiento y pedestales para estructura, casi todos sin salida en el mercado.

Directivos de la EPI vuelven casi a diario sobre una misma pregunta: qué hacer con el prefabricado, un programa que, según los entendidos, se incumplió el pasado año por dos razones: elementos de obras no conciliados que no tuvieron respaldo de acero hasta el mes de agosto y durante los últimos cuatro meses del 2017 todas las plantas estuvieron paralizadas por falta de áridos y cemento.

¿Que tienen poca salida los elementos de prefabricado? Habría que cuestionarse las razones. ¿Hasta dónde llega el deterioro tecnológico de una planta que requiere de equipamientos fijos y costosos como son las grúas? ¿Por qué se siguen fabricando elementos del sistema Sandino si apenas se fabrican en Cuba viviendas de ese tipo?

Escambray busca respuestas a esas y otras interrogantes que intentan develar el mundo de las estructuras prefabricadas: paneles de pared y losas de techo, columnas y vigas para cualquier tipo de edificación, vasos de cimentación y pedestales, esas que de un tiempo acá esperan por una demanda que no llega, situación que dispara los inventarios de producción terminada por encima de los 3 millones de pesos.

ATRAPADOS Y SIN SALIDA

El plan de la entidad para el año en curso está avalado por la construcción de más de 300 inmuebles que deberán moldearse en las plantas Gran Panel 6, de Sancti Spíritus; en Nieves Morejón, de Guayos, que se encarga de los prefabricados en general para todas las obras que se ejecutan en dentro del territorio y en otras provincias; Jatibonico, que produce losas Gran Panel 4, y la de Trinidad, que se encarga de hacer el hormigón premezclado.

“A mi juicio, el retroceso tiene que ver con la cantidad y lentitud de las obras, y, en consecuencia, la escasa demanda, de modo tenemos abarrotamiento en nuestros almacenes”, asegura Héctor Llerena Linares, director de la UEB de Producción Industrial perteneciente a la Empresa de Construcción y Montaje de Sancti Spíritus.

“Además, las industrias tienen un deterioro tecnológico muy avanzado con un 40 por ciento de las grúas paralizadas y el resto en muy mal estado; dos de las plantas de hormigón también tienen déficit  y problemas de automatización, mientras que las de Jatibonico y Trinidad están tan críticas que necesitan una inmediata reparación capital, mientras que Nieves Morejón, que hace el prefabricado de todas las obras de la provincia excepto de la Vivienda, está en estado deplorable. Se construye de milagro y la situación se agrava”, precisa Llerena.

sancti spiritus, empresa de construcción y montaje, gran panel, hormigón hidráulico, materiales de la construcción
Más de 3 millones de pesos en inventarios de producción terminada esperan por que exista demanda. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Si estamos frente a la necesidad de viviendas, uno de los mayores problemas que tiene la población, y existe una producción real, ¿qué limitaciones tiene entonces la provincia para construir viviendas del tipo Sandino?

“A mi juicio no hay cultura de construir casas de ese tipo en Sancti Spíritus, a pesar de que son de rápida ejecución, duraderas y fáciles de montar porque no requieren de grúa para su composición y una pequeña brigada puede llegar a montar un grupo de viviendas todos los meses. También conspira la falta de mano de obra que tiene el Micons y el hecho de que no se acaba de definir un sistema de pago que favorezca al trabajador”, explica Llerena, quien por demás esgrime una razón más convincente en cuanto a los insumos sin salida: “Desde hace más de tres años nos mantenemos con una millonaria cifra de inventarios porque en Sancti Spíritus se construye poco”.

PRODUCCIÓN VERSUS DEMANDA

La situación de aparente inmovilidad de la llamada planta Gran Panel 6, lejos de mejorar se adentra en un impasse que ya dura varios años desde que no logra estabilizar sus surtidos mensuales, con largos períodos de interrupción de los trabajadores por no contar con un aseguramiento material, relacionado con el acero y los áridos fundamentalmente.

Pero como perspectiva se está organizando un programa, que tiene que ver con la célula básica de casa, que de conjunto con la Vivienda y la Empresa de Construcción y Montaje y los proyectistas está a punto de materializarse y ofrece muchas expectativas.

De trabas está lleno todo el proceso que comienza con el traslado de áridos desde Yaguajay o Trinidad, algo que el Micons intenta paliar con cambios a corto plazo.

“Para agilizar el proceso y paliar el costo de combustible que presupone trasladar recursos a largas distancias, actualmente estamos tratando de trasladar la planta de Trinidad, que es la encargada de elaborar esos elementos, hasta Nieves Morejón para en el mes de julio ya estar produciendo viviendas Sandino y con ello acercamos los materiales al resto de los territorios y al lugar donde están los áridos”, puntualiza Llerena.

¿Puede la población adquirir esos módulos Sandino en las Tiendas de Venta de Materiales de Construcción para construir por esfuerzo propio?

“Hoy no se venden en los patios. Hace un tiempo se le hizo una oferta al Mincin de 12 viviendas Sandino que no tuvieron salida y nunca se utilizaron, a pesar de llevar cubierta dura, además de que hemos realizado ofertas para la construcción de células básicas de 25 metros cuadrados para las familias necesitadas”, aclara el directivo.

sancti spiritus, empresa de construcción y montaje, gran panel, hormigón hidráulico, materiales de la construcción
La falta de grúas es uno de los problemas tecnológicos que limita la producción de Gran Panel. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

PLANES Y PERSPECTIVAS

Si algo molesta a Yuliesky Brito, el jefe de brigada de Gran Panel 6, es ver el silencio de la planta, la grúa en posición de descanso y las mesas a disposición del sol, sin que haya ningún movimiento de concreto y acero.

“Es que no tenemos agua; si no, estuviéramos fundiendo. A veces escasea el árido y esta planta en parada deja de hacer diariamente unos 12 000 pesos. Pese a las paradas, los primeros meses del año han tenido un desempeño eficiente, con buenos indicadores de eficiencia”, señala el técnico                                                                                                                             

Si el estado tecnológico de las plantas de prefabricado está deteriorado en todo el país, de nada vale saber que el prefabricado ofrece la posibilidad de flexibilizar el diseño, un mejor control de calidad, una mayor rapidez de ejecución y montaje, gran durabilidad, resistencia al fuego, aislamiento acústico, seguridad en obra y la inexistencia de escombros, entre otras ventajas.

En pleno siglo XXI lo más inteligente sería seguir el camino de arquitecto francés Le Corbusier, uno de los renovadores de la arquitectura moderna, que en su diseño propone una estructura donde predominen pilares y losas de hormigón, lo cual, traducido en buen cubano y a tono con la situación económica del país, permite concluir edificios de varias plantas utilizando esa tecnología de fácil montaje, que contribuye, además, a aprovechar el espacio y cambiar la arquitectura tradicional de una ciudad antigua por una más atractiva y funcional.

2 comentarios

  1. jorge alcantara lopez

    Bueno buen reportaje lo q me llama la atención es que no se habla de como enfrentar esta situación una atreves de inversiones propias o ha largo plazo y otra con los innovadores con q cuenta esa institución que son los q tienen en pie durante años los logros y resultados . o volveremos ante de nuestra era o ya no se quiere construir con rapidez

  2. buenas aqui se dice que no tuvo salida en los patios que precio tenian esas casas prefabricado me gustaria saber si van a ofrecer otra vez este tipo de viviendas

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.